Abierto de Australia: Juan Martín Del Potro consiguió un sólido triunfo ante Frances Tiafoe

Se impuso en sets corridos para avanzar a segunda ronda. También ganó Kicker. Perdieron Pella y Zeballos.

Cuatro años debió esperar Juan Martín Del Potro para volver a jugar un Abierto de Australia. Y en el arranque de su primera gran ilusión de la temporada consiguió un sólido triunfo, que le permite mantener la posibilidad muy concreta de seguir escalando en el ranking mundial.

Flamante número 10 del ranking de la ATP y preclasificado número 12, el argentino venció en sets corridos (6-3, 6-4 y 6-3) al estadounidense Frances Tiafoe (81°), en un encuentro que se jugó en el Margaret Court Arena durante dos horas y 14 minutos.

El comienzo del partido mostró por un lado a un Delpo algo complicado por el juego desenfadado de Tiafoe. El estadounidense, con sus tiros potentes y tratando de evitar la furiosa derecha del argentino, conseguía por momentos prevalecer en el partido.

Más allá de la paridad en el partido, el argentino mostró una vez más que sabe hacer pesar su experiencia para los momentos clave. No se desordenó a pesar de algunos sacudones, y se apoyó para salir adelante en sus mejores armas: su saque y su derecha.

Del Potro aguantó entonces la embestida y aprovechó la primera laguna de Tiafoe en el partido para sacar una diferencia: en el sexto game, consiguió quebrar el saque de su rival. No necesitaba más: a partir de esa ventaja, mantuvo la diferencia y a pesar de algunas dudas cuando le tocó cerrar en el noveno game (quedó 0-30 abajo luego de una doble falta), otra vez su servicio lo sacó adelante y cerró el set por 6-3.

También en base a su experiencia, en el arranque del segundo set Delpo fue directo a la yugular de Tiafoe para ampliar todavía más su ventaja. Consiguió quebrarle de entrada al estadounidense, quien todavía no alcanzaba a reponerse por haber perdido el primer parcial.

Con la tranquilidad de haber hecho la diferencia de entrada, el argentino administró la ventaja aunque dejó ir algunas chances para volver a quebrar. Las mayores complicaciones las sufrió al momento de cerrar el set. En el décimo juego, tuvo que levantar tres chances de break antes de finalmente poder sellar el 6-4 que lo dejaba dos sets a cero arriba y a un paso de consumar su pasaporte a segunda ronda.

El inicio del tercer set se demoró más de lo deseado para el tandilense, que tuvo una charla con el umpire cuando Tiafoe hizo un uso algo prolongado del tiempo de descanso. Esos minutos le permitieron al estadounidense relajarse tanto como para lanzar un globo perfecto con el que cerró un no menos complicado primer game.

Pese a esos toques mágicos, y a los intentos por provocar el error no forzado de revés de Del Potro, Tiafoe no pudo mantener su servicio en el quinto juego. Con un revés a dos manos perfecto, Delpo se encaminó hacia su segunda chance de quiebre en el set y no tuvo fisuras para conseguirlo (3-2).

La siguiente oportunidad se dio con el set 5-3. Su rival, otra vez, intentó el error con el revés, pero el que se terminó equivocando fue él: en un peloteo intenso, mandó la pelota afuera y terminó el partido.

Con 14 aces y un alto porcentaje de puntos con el primer servicio, lo que permite hacer un análisis de la mejor arma del juego de Delpo, el argentino consiguió dar un primer paso sólido en Australia.

Su siguiente desafío será el ruso Karen Khachanov (47° ATP), quien en el debut superó al canadiense Peter Polansky y viene de perder con el tandilense en Auckland.

En el primer Grand Slam del año, Del Potro tiene una chance muy concreta de escalar todavía más en el ranking mundial de tenis, que lo muestra actualmente en la décima posición.

Más allá de lo que haga él mismo en el torneo, está muy cerca de superar a Stan Wawrinka (actualmente octavo). El argentino quedará por encima en el ranking salvo que el suizo, que no juega oficialmente desde Wimbledon del año pasado, llegue a semifinales, lo que a esta altura parece una utopía.

Además, Delpo tiene una posibilidad muy concreta de sobrepasar también al estadounidense Jack Sock, que aparece en el noveno puesto en el listado de hoy pero fue sorpresivamente eliminado en la primera ronda de Australia. Para quedar por encima de él, al argentino le alcanzaría con arribar a los octavos de final del certamen.

Del Potro no es el único tenista argentino con vida en el Abierto de Australia

El primer argentino en saltar a la cancha este martes fue Nicolás Kicker, que sacó adelante un partido muy cambiante ante el australiano Jordan Thompson. El bonaerense se llevó los primeros dos sets con facilidad y se encontró con quiebres a favor en los siguientes parciales. Sin embargo, dejó pasar las ventajas y alargó el suspenso.

Finalmente, se recuperó en el cierre: una racha de cinco games consecutivos le dio aire para detener el reloj en las tres horas y 43 minutos, con un triunfo por 6-3, 6-1, 4-6, 3-6 y 6-3. Fue su segunda victoria en un Grand Slam, después de la obtenida en Roland Garros en 2017 (venció al bosnio Damir Dzumhur).

El eslovaco Lukas Lacko (86 del ranking), que dio uno de los batacazos al eliminar al canadiense Milos Raonic (23) por 6-7 (5), 7-5, 6-4 y 7-6 (7-4), será su rival en la segunda ronda.

En cambio, Horacio Zeballos (66) quedó eliminado al caer frente al italiano Fabio Fognini (25) por 6-4, 6-4 y 7-5. El europeo llevó el ritmo del encuentro, ante la poca eficacia del argentino con el primer saque. Cebolla apenas pareció reaccionar en el último set, pero no alcanzó para intentar una remontada.

Por otro lado, más allá de algunos momentos de buen tenis, Guido Pella no pudo aprovechar sus chances de meterse en el partido y quedó eliminado Dominic Thiem, quinto del mundo e igual preclasificado en el torneo: fue triple 6-4 para el austríaco.

En la madrugada argentina de este lunes, Diego Schwartzman y Leonardo Mayer habían logrado las primeras victorias argentinas en el Abierto de Australia, mientras que su compatriota Federico Delbonis no logró superar la primera ronda.

Schwartzman tuvo que disputar un interminable quinto set para vencer al serbio Dudan Lajovic por 2-6, 6-3, 5-7, 6-4 y 11-9 para acceder a la segunda ronda. El Peque tuvo que transpirar durante 3 horas y 59 minutos de juego, en el court 22 del Melbourne Park para conseguir su primera primera victoria en este 2018.

Schwartzman, número 26 del ranking, partía como favorito y no jugó en su mejor nivel, pero logró sacar adelante el encuentro ante Lajovic tras un quinto set que duró casi una hora y media.

“Sé que no jugué mi mejor tenis. No jugamos un buen partido ninguno de los dos, hubo muchos errores de ambas partes”, analizó el 24° favorito en Melbourne.

El argentino se enfrentará en la siguiente ronda con el noruego Casper Ruud, quien en otro extenso partido logró derrotar al francés Quentin Halys por 6-3, 3-6, 6-7 (5-7), 7-5 y 11-9, en un duelo entre dos jugadores provenientes de la clasificación que se prolongó por 4 horas y 16 minutos.

Por su parte, el otro triunfo de la jornada para la delegación nacional lo aportó el Yacaré Mayer, quien se quedó con el cruce sudamericano ante el chileno Nicolás Jarry, posible rival de Argentina en la zona americana de la Copa Davis, en sets corridos (1 hora y 55 minutos): 6-2, 7-6 (7-1) y 6-3.

Ahora, el correntino, número 52 del ranking ATP, deberá enfrentarse nada más ni nada menos que al español Rafael Nadal, número uno del mundo, que debutó aplastando al dominicano Víctor Estrella por un triple 6-1.

La mala noticia llegó por el lado de Federico Delbonis, 67° del ranking, quien se despidió rápidamente al caer ante el luxemburgués Gilles Müller por 7-5, 6-4 y 6-3, en 2 horas y 29 minutos.

“El año es muy largo. Obviamente no es el arranque que yo esperaba, pero hay que asumirlo y ahora pensar en lo que viene, en la gira de polvo, una gira linda para nosotros”, señaló Delbonis, que se tomará unos días para preparar su próximo certamen, que será el ATP de Buenos Aires en febrero.

Ver más | clarin.com