¿Ahora todos somos sospechosos?: claves para entender cómo será el espionaje para quienes compran dólares

El martes se publicó un decreto que causó conmoción en los hombres de negocios porque podrían “pincharle los teléfonos” en determinados casos. La AFI derivó esa potestad en el Ministerio Público Fiscal, al mando de Alejandra Gils Carbó. Hay 20.000 pedidos por mes.

¿Ahora todos somos sospechosos?: claves para entender cómo será el espionaje para quienes compran dólares

En un país en el que cualquier operación con dólares está bajo un manto de sospecha, al punto de que hasta pueda ser considerada parte de un movimiento especulativo con fines políticos, no es de extrañar que haya generado inquietud la reciente noticia sobre las escuchas telefónicas a todo aquel que pudiera contribuir a generar una “corrida cambiaria”.

Si bien los funcionarios han intentado llevar tranquilidad en el sentido de que no se desatará una “caza de brujas”, quedó en evidencia que el mercado no comparte esa opinión: en las dos jornadas posteriores al anuncio, el dólar blue tuvo uno de sus mayores saltos del año.

Como suele ocurrir en estas situaciones, la preocupación fundamental no reside en lo que dice la norma -en este caso, la Nueva Doctrina de Inteligencia Nacional, que le otorga más poder a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)- sino más bien en lo que no dice.

¿Quién decide qué tipo de conducta es pasible de ser catalogada como generadora de unacorrida cambiaria? ¿Dónde está escrito el límite entre una operación financiera normal y otra sospechada de “desestabilizadora“?

Ver todo el artículo completo | iprofesional.com