Aprobación del aborto en Chile

Cómo se gestó la aprobación del aborto en tres causales en Chile.

Aprobación del aborto en Chile
Aprobación del aborto en Chile

Chile. Después de haber pasado por dos años de tramitación en el Congreso, finalmente Tribunal Constitucional dio luz verde para que el proyecto de despenalización del aborto se convierta en ley, lo que fue celebrado tanto por las autoridades de Gobierno, como por los parlamentarios del sector y las organizaciones feministas.

“Despenalizar la interrupción del embarazo por estas tres causales es una base de protección y dignidad para cada una de nuestras compatriotas. Lo que ha ganado hoy es la tolerancia y la humanización de nuestras leyes”, dijo la presidenta Bachelet desde el Palacio de La Moneda.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile (1973 – 1990) se derogó el artículo 119 del Código Sanitario que permitía a los médicos realizar abortos terapéuticos en caso de peligro de vida para la madre, originando la prohibición total de la interrupción del embarazo.

Esto posicionó a Chile en el pequeño grupo de países que castigan penalmente el aborto en cualquier circunstancia, junto a países como El Salvador, Nicaragua, Malta o El Vaticano.

En enero de 2015 la presidenta Bachelet envió al Congreso el proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales: peligro de vida para la mujer, inviabilidad fetal de carácter letal y embarazo por violación, y prometió que la iniciativa se promulgaría durante su Gobierno.

Sin embargo, en el Congreso el debate se prolongó durante dos años y medio, siendo revisado por las distintas comisiones del Senado y de la Cámara, dilatando su tramitación.

En julio de este año finalmente comenzaron las votaciones; el Senado aprobó la iniciativa, pero en la Cámara Baja no se alcanzaron los votos necesarios para despacharla, por lo que el proyecto pasó a una tercera instancia: una comisión mixta.

El primero de agosto esta comisión, integrada por senadores y diputados, aprobaron el proyecto y este salió del Congreso, pero un grupo de parlamentarios de la oposición interpusieron un recurso ante el Tribunal Constitucional argumentando que esta iniciativa atentaba contra el derecho a la vida establecido en la Carta Magna, mandando al proyecto a una cuarta instancia.

Finalmente, después de escuchar en audiencias públicas a 135 organizaciones ciudadanas, a los abogados del Gobierno y a los de los parlamentarios recurrentes, el 21 de agosto, seis de los diez jueces del TC votaron a favor del proyecto, quedando listo para convertirse en ley.

Reacciones del Gobierno, parlamentarios y organizaciones

Una de las primeras en celebrar la aprobación del proyecto fue la propia presidenta Bachelet, quien se manifestó a través de su cuenta personal de Twitter.
“¡Día histórico para las mujeres de Chile! Con la aprobación de las tres causales, avanzamos en un derecho básico para nuestra dignidad”, escribió la mandataria.

?Desde la organización Amnistía Internacional también valoraron la decisión chilena.

“Chile ha dado por fin un paso que lo acerca más a la protección de los derechos humanos de las mujeres y niñas”, dijo la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara-Rosas, a través del sitio web de la institución.

En el Congreso, la mayoría de los diputados oficialistas celebraron el fallo final del Tribunal Constitucional.

“La aprobación del proyecto es un gran reconocimiento al trabajo de la presidenta Bachelet, que ha sabido interpretar lo doloroso que es para muchas mujeres que viven una situación de las que están descritas en estas tres causales”, dijo la diputada Clemira Pacheco (izquierda).

Asimismo, la abogada de la organización feminista chilena, Corporación Humanas, Camila Maturana, calificó como “histórica” la aprobación del aborto.

“Valoramos la sentencia del Tribunal Constitucional. Es una decisión histórica que permite saldar en parte, la deuda que Chile mantiene con las mujeres, a quienes se les ha negado por más de 30 años su derecho a decidir”, afirmó Maturana a Sputnik.

Con todos los procesos aprobados, los chilenos solo están a la espera de que la presidenta Bachelet promulgue el proyecto, transformándolo en ley de la República.

Ver más | sputniknews

Ver más contenido destacado | América Latina