Cáncer asociado a la obesidad

Hay distintos tipos de cáncer relacionados con la obesidad.

Cáncer asociado a la obesidad
Cáncer asociado a la obesidad

Aunque pueda parecer un objetivo meramente estético, lo principal es mejorar la salud de cada uno de nosotros. El tema es que parece ser que hay distintos tipos de cáncer relacionados con la obesidad.

El tejido graso excesivo puede alimentar el crecimiento de ciertos tipos de cáncer, por eso los investigadores se han centrado en estudiar los distintos mecanismos moleculares implicados en le proceso con la esperanza de desarrollar nuevos tratamientos contra el cáncer, y una nueva investigación arroja algo de luz en la relación existente entre el cáncer y la obesidad.

El tejido graso excesivo alimenta el crecimiento del cáncer

Algunos tumores dependen de la grasa para crecer agresivamente, según comentó el investigador principal de este estudio, el doctor Mikhail Kolonin. En su investigación descubrieron una red molecular sin la cual la grasa ya no promueve el crecimiento de un tumor.

En la investigación se centraron principalmente en el cáncer de próstata, el cual es causante de más de 26.000 defunciones en Estados Unidos cada año. No obstante, otras neoplasias malignas que se asocian con la obesidad son el cáncer de mama y colorrectal.

Al parecer del descubrimiento principal del “interruptor” de la obesidad inducida es el de una molécula de señalización que regula el tráfico de células, CXCL1. Al bloquear los investigadores este interruptor en ratones, la progresión de la obesidad inducida por el cáncer de próstata se ralentizó.

Para comprobar si esto también sucedería en humanos, los investigadores compararon los niveles de CXCL1 en los tumores de pacientes con cáncer de próstata y la obesidad en personas que padecían cáncer de próstata y en personas que no padecían cáncer. Se encontró que la señalización en el tejido adiposo era mayor en pacientes obesos.

Cuando se activa en la grasa excesiva, CXCL1 envía una señal que atrae a las células de la grasa en el tumor, estas células se denominan células del estroma adiposo (ASC) y apoyan los vasos sanguíneos que nutren a los tumores.

En definitiva, cada vez hay más estudios que relacionan el cáncer con la obesidad, y ambos actualmente son enfermedades potenciales de nuestra sociedad que cada vez cuesta más erradicar. Así que debemos mantener un estilo de vida saludable para así poder mantener una mejor calidad de vida a lo largo de los años.

Vía | https://www.sciencedaily.com/releases/2016/06/160620120453.htm

Ver más | vitonica.com

Ver más en El Reporte Especial | Salud