Casas de madera estilo Tim Burton

Las diminutas cabañas de la empresa «The Rustic Way» son empleadas como saunas, casitas de juego o alojamientos.

Estas extrañas Casas de madera parecen sacadas directamente de una película de Tim Burton.

Sin embargo, son totalmente reales y se encuentran en Minnesota (Estados Unidos).

Han sido diseñadas por Dan Pauly, un amante de la madera vieja y las antigüedades que proviene de una familia de constructores y carpinteros.

Ver más contenido destacado | Turismo

Estas diminutas construcciones son artesanales y completamente recicladas, creadas con materiales del entorno, pues Dan Pauly y su equipo se encargan personalmente de recoger la madera empleada en su construcción.

Todas las cabañas están hechas de madera recuperada de graneros y otros edificios de más de 100 años.

La primera construcción fue una sauna construida hace 28 años que aún hoy se sigue utilizando.

Se expusieron en la Feria del Estado de Minnesota, donde los visitantes pudieron hacer un tour por el interior y ver las múltiples posibilidades y funciones que tienen: desde casitas de juego para los más pequeños, refugios de jardín o saunas hasta acogedoras cabañas que cualquiera puede comprar gracias a la empresa de Dan Pauly, «The Rustic Way», que lleva ya más de 21 años en el negocio. Para ello, basta con una llamada a Dan Pauly y él estimará el precio de la pequeña vivienda, aunque pueden estar en una lista de espera para su venta entre un año y un año y medio.

Cada una es de un tamaño distinto: van desde 2,5 metros a 3,5 metros de ancho, pero todas suelen tener 4 metros de altura. A pesar de su medida, gracias a su curiosa forma, son mucho más espaciosas que una cabaña normal con su típica estructura cuadrada.

El exterior es prácticamente igual para todas las construcciones: un largo tejado a dos aguas, con una excéntrica chimenea, una ventana frontal y otra trasera. Dependiendo de su uso, cada interior será diferente. Las saunas tienen toda la equipación necesaria y las viviendas incluyen camas, algunos muebles, espacios de trabajo, lavabos, etc. Las personas que usan estas cabañas como alojamiento pueden disponer de electricidad, fontanería y aislamiento para facilitar la estancia.

Además, los dueños añaden un toque personal a estas cabañas que, ya de por sí, parecen casas encantadas en mitad de un bosque mágico.

Ver más | abc.es

Ver más contenido destacado | Turismo