Creen que el nivel de ocupación no repuntará durante este año

La recesión y la retracción de las empresas por las elecciones, principales causas.

Creen que el nivel de ocupación no repuntará durante este año

En un mercado golpeado por la mala performance económica y la cautela de las empresas en un año electoral, los expertos advierten que en 2014 prácticamente no se crearán nuevos empleos en el sector privado formal.

Esta certidumbre, apoyada en números oficiales y privados, tiene matices según quién sea el observador. Para las consultoras especializadas, este año volverá a haber destrucción de empleo formal. Para el Gobierno, en cambio, habrá un repunte del consumo que permitirá mantener el mercado laboral formal en los niveles actuales.

Los expertos del sector privado sostienen que la tasa de desempleo no sufrirá una importante merma. Pese a las restricciones por un marcado deterioro del frente fiscal, el crecimiento del empleo público volvería a ser protagonista.

De acuerdo con un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), el sector público aportó el 75% de la creación de empleo en 2014. Si bien en los últimos años ese porcentaje fue creciendo ante la retracción del mercado laboral privado, sólo se encuentra un número similar en 2009, durante la crisis financiera. Entonces el 84% de la creación de empleo total correspondió a puestos en el Estado.

Sin embargo, la participación del empleo público puede ser mayor este año. Los especialistas del Iaraf estimaron que “la merma de la actividad económica” generará menos puestos de trabajo en el sector privado. “Muchos buscarán refugio en el sector público”, esgrimieron. La estrategia oficial, sin embargo, estará limitada por “la creciente restricción fiscal”.

“Una de cada seis compañías espera bajas en su dotación de personal durante 2015”, estimaron en SEL Consultores. Según una encuesta entre las grandes empresas del país, la expectativa neta de creación de trabajo es de -6 durante este año. Como referencia, se trata de 18 puntos menos que la relevada en 2012 (+24).

La experiencia indica, estimaron en la consultora, que los empresarios son optimistas. Para 2014, la expectativa neta de creación de empleo era de +3%. Según la consultora que dirige la socióloga María Laura Calí, tres de cada diez compañías terminaron despidiendo empleados durante el año pasado, debido, principalmente, a la recesión en la que ingresó la economía. Ésa fue la razón esgrimida por el 79% de los consultados.

Todas las categorías laborales dentro de la empresa reflejan que 2015 será un año de despidos. Sin embargo, aquellos que se ubican en lo más bajo de la pirámide organizacional sufrirán más. Esto quiere decir que los directores y la alta gerencia aparecen con menos posibilidades de perder su puesto de trabajo que los administrativos, operarios o los trabajadores tercerizados.

La Encuesta de Expectativas de Empleo Global de ManpowerGroup confirma -aunque con diferencias cuantitativas- la tendencia de deterioro que verifica SEL. Según la consultora internacional, no habrá despidos, pero el ritmo de las contrataciones se desacelerará abruptamente. Para el segundo trimestre de 2015, los empleadores reportan una expectativa neta de empleo (ENE) de +3%, tres puntos menos que un año atrás.

CAUTELA Y MODERACIÓN

“Los planes son positivos en su mayoría, pero no muestran signos de recuperación”, afirmó Fernando Podestá, director nacional de Operaciones de Manpower. “El 88% de los empleadores encuestados no planea realizar cambios en su dotación de personal, lo que representa el porcentaje más alto desde el inicio de la muestra en 2007. Cautela y moderación parecen ser las tendencias de contratación para el próximo trimestre”, agregó.

En comparación con el mismo período de 2014, los empleadores de seis de los nueve sectores que releva Manpower reportan una baja en sus expectativas de contratación.

Administración Pública y Educación es el que presenta la caída más notable, con un descenso de 23 puntos porcentuales. De la misma manera, los sectores de Minería y Agricultura y Pesca también decrecen, con una disminución de ocho y nueve puntos porcentuales, respectivamente. Sin embargo, las intenciones de contratación se fortalecen en dos sectores. Uno de ellos es Manufactura, que muestra un incremento de seis puntos porcentuales.

Las expectativas, en tanto, se debilitan en cinco de las seis regiones que monitorea trimestralmente la consultora. Los empleadores de Cuyo reportan el descenso más notable, con una caída de 13 puntos porcentuales. A su vez, la perspectiva también decrece en la zona del NEA (Nordeste) y Patagonia, con descensos de 11 y 10 puntos porcentuales, respectivamente. Mientras tanto, los empleadores del AMBA no reportan cambios en sus planes de contratación.

Con una visión más optimista, en el Gobierno coinciden con Manpower en una cuestión: hay estabilidad. No obstante, no reconocen un deterioro del mercado laboral, sino que avizoran una mejora a pesar del estancamiento de la economía. El informe sobre la Evolución del Empleo Registrado de enero indicó que, en el corto plazo, el 97% de las empresas consultadas -de un universo de 2400- estimó que sus plantillas de personal no se modificarán o que aumentarán.

LAS CLAVES DEL EMPLEO EN UN AÑO DE ELECCIONES PRESIDENCIALES

Pronósticos privados

Las consultoras especializadas creen que el nivel de empleo estará estancado o que habrá destrucción de puestos de trabajo.

Optimismo oficial

En el Gobierno reconocen el estancamiento, aunque lo llaman “estabilidad”. Creen que un supuesto repunte del consumo impactará en las expectativas.

Tasa de desempleo

Los especialistas creen que los datos oficiales de empleo no variarán mucho, ya que, como en años anteriores, el Gobierno apostará al empleo público.

Por regiones

La mayor baja de contrataciones será en la zona de Cuyo, mientras que el AMBA no mostrará cambios significativos.

Cautela electoral

En las empresas, que el año pasado dijeron haber despedido personal por la recesión, prima una atmósfera de cautela. No habrá despidos masivos.

Diferencias en la pirámide

En SEL Consultores advirtieron que todos los segmentos mostrarán un achicamiento, pero que será menor entre los directores y la alta gerencia.

Ver más | lanacion.com.ar