Edición básica de imágenes y fotografías

Edición básica de imágenes y fotografías para salir de más de un apuro.

Edición básica de imágenes y fotografías.

No necesitas Photoshop si lo único que necesitas es convertir, invertir, girar, redimensionar o recortar tus fotografías. Para hacer todo esto sólo necesitas ResizePixel.

La expresión matar moscas a cañonazos me viene muchas veces a la mente cuando alguien utiliza una herramienta compleja para realizar una tarea sencilla. Se puede aplicar al bricolaje, a la informática, a dispositivos móviles o directamente al software, y es que, aunque hay soluciones muy completas como Photoshop, ¿realmente lo necesitas para tareas sencillas como cortar los bordes, cambiar su resolución o convertir su formato?

Ver más | Tecnología

Hace tiempo que en internet proliferan aplicaciones online que desde tu propio navegador hacen estas y otras tareas. Subes una o más imágenes, eliges la función y a los pocos segundos ya puedes descargar el resultado. Gratis y, en muchos casos, sin necesidad de registrarte.

ResizePixel es un ejemplo de ello, un sitio web compatible con cualquier plataforma y dispositivo y que permite realizar las tareas más frecuentes cuando hablamos de retoque fotográfico o edición de imágenes.

Dejando a un lado funciones más avanzadas como quitar ojos rojos, hacer un fotomontaje o alterar luz, brillo y contraste, ResizePixel se especializa en cinco tareas frecuentes: cortar imágenes, cambiar su resolución, convertir entre formatos, girar una imagen o invertirla.

Subir imagen, editar y descargar

Para empezar a usar ResizePixel no necesitamos nada más que pulsar en el botón Upload Image. O si lo prefieres, podemos usar una imagen de muestra para probar esta herramienta.

Con Resize puedes alterar la resolución de una fotografía o imagen, desde el ancho o desde el alto. En la parte inferior de la ventana verás la resolución y tamaño originales y los cambios que has hecho. Y para no deformar la imagen, por defecto viene activada la opción Fixed aspecto ratio.

Sin volver a subir la imagen a editar, desde Crop podemos recortar una imagen a partir de plantillas para que quepan en Instagram, Pinterest, Tumblr, Facebook, Twitter, LinkedIn o YouTube. Además, la plantilla se puede ampliar o reducir para que quepa más o menos porción de la imagen original.

La función Mirror simplemente invierte la imagen hacia arriba o hacia un lado. Aunque se llama mirror, espejo en inglés, no crea ese efecto, sino que gira la imagen de manera que, si el elemento principal estaba a la derecha, ahora estará a la izquierda. Y con Rotate podemos girar la imagen 90º hacia la izquierda o la derecha.

Finalmente, con Convert es posible cambiar el formato de un archivo gráfico entre PNG, JPG, GIF, WEBP, TIFF y BMP. Así obtendremos mejores resultados para que una imagen ocupe menos tamaño perdiendo menos calidad o para poder subirla a un sitio web.

Otra particularidad de ResizePixel es que permite combinar acciones. Si algún cambio no nos termina de gustar, desde el botón Discard Changes podremos volver atrás y deshacer cambios concretos.

Para terminar, una vez hayamos editado la imagen, podemos descargar el resultado pulsando en el botón Download. Veremos una vista previa que podemos guardar haciendo clic derecho o descargar pulsando de nuevo en Download image.

Ver más | hipertextual.com