El BCRA puede contener un shock cambiario

En la tercera revisión del plan económico de la Argentina, el organismo destacó que las medidas oficiales están «trayendo frutos». Asimismo, Washington cree que «la recesión ha tocado fondo» por lo que recortó caída del PBI.


Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

Ver más | ambito.com

En la tercera revisión del programa económico de la Argentina, el Fondo Monetario consideró que las medidas oficiales están “trayendo frutos”. Al respecto, el documento señala que “los altos déficits fiscal y de cuenta corriente –las dos mayores vulnerabilidades que condujeron a la crisis financiera del año pasado – están cayendo”.

En tanto, desde el Palacio de Hacienda celebraron el informe al señalar que “la revisión fue aprobada y se autorizaron los desembolsos para Argentina”. Destacan la revisión hacia arriba en el pronóstico del PBI que efectuó el organismo y afirman que “la recuperación ya habría comenzado”.

Para el FMI hay signos de que la recesión ha tocado fondo y espera una gradual recuperación en los próximos trimestres. Así, revisó el pronóstico de variación del Producto Bruto Interno recortando la caída a –de -1.7 % a -1.2% para este año.

El FMI explica la recuperación por el mejor desempeño del consumo privado basado en los aumentos salariales, de las jubilaciones y los beneficiarios de planes sociales que se ajustan con la inflación pasada. En el Fondo consideran que los incrementos salariales deberían ubicarse en torno al 30% y no sobre la inflación pasada.

No obstante, el organismo afirma que “la inflación permanece alta”, los “resultados han decepcionado” y reconoce que presenta una “inercia difícil de quebrar”. Por esta razón elevó la previsión de inflación a 30% a fin de año, es decir unos 10 puntos más que el anterior pronóstico.

En materia fiscal, se reconoce que el gobierno “resolución” en cuanto a ubicar a la ratio deuda pública – PIB en un “camino sustentable” a través de la reducción del déficit primario. No obstante, “a la luz de ingresos impositivos más débiles” se plantea la necesidad de que el gobierno continué actuando con prudencia en su ejecución de gastos y que tome “futuros pasos fortalecer los ingresos”.

Se reconoce que, por la menor actividad económica y dificultades en la recaudación, las anteriores proyecciones de impuestos fueron muy optimistas. La previsión de ingresos se redujo ahora a 1.7% del PIB. Se espera que estos menores recursos sean compensados por “una combinación de mayor inflación, crecimiento superior al esperado y reducciones en los gastos.

Al respecto, desde la cartera que comanda Nicolás Dujovne aclaran que hay que ver cómo evoluciona la recaudación en los próximos meses. Siguen apostando a la recuperación y no descartan que puedan generar ingresos no tributarios.

Aclaran que, por el lado de los gastos, “no hay recortes adicionales que tengamos que hacer” aunque admiten que “podría haber reducciones en el margen de gastos, incluyendo una racionalización de gastos en bienes y servicios y de gastos de capital no prioritarios”.

De la lectura del cuadro Balanza del Gobierno Nacional contenido en el documento del FMI surge que los salarios de la administración federal sufrirían un recorte del 0,3% del PIB y las pensiones 0.4%. Dicho de otra manera, están previendo un menor gasto en salarios públicos y jubilaciones.

Teniendo en cuenta el aumento de la pobreza y la manifestada preocupación del FMI por el tema social, los recursos destinados a los planes sociales tendrían una suba del 0.1% del PBI, compensada por una baja de 0,4 puntos en otras formas de asistencia social.

En este sentido, desde el Palacio de Hacienda precisaron que se incorporó un 0,1% adicional a la cláusula social, que pasa de 0,2% a 0,3% del PBI y alcanzará los 60.000 millones de pesos. De esta manera, se suma al gasto el aumento adelantado de 46% a la AUH y el cumplimiento del resto de los programas.

Los riesgos que avisora el FMI

Sin embargo, el documento del FMI advierte “hay riesgos considerables por delante” y específicamente señala que “las elecciones nacionales de octubre representan el riesgo más visible de corto plazo”.

El paper del Fondo recuerda que los candidatos presidenciales serán conocidos en junio dando el puntapié inicial para el comienzo de la carrera electoral y las encuestas sobre intenciones de votos. “Esto puede aumentar la ansiedad del mercado alimentando potencialmente una dolarización y salida de capitales mayores de que las esperadas debilitando el peso y creando renovada preocupación acerca de la dinámica de la deuda y las fuentes de financiamiento presupuestario”.

Desde esta perspectiva, el organismo que preside Lagarde alerta que “una recesión más profunda que la esperada o la incapacidad de reducir la inflación podrían debilitar el apoyo al programa de ajuste” y unir a la oposición en contra de las políticas fiscales y monetarias.

Además, este escenario impactaría en la dinámica electoral. Asimismo, un empeoramiento en la situación de los mercados emergentes podría realimentar presiones de mercado. De todas, el FMI describe una situación bastante probable pero no recomienda ninguna medida en particular.

Ante una consulta de ámbito.com respecto a esta situación de incertidumbre política, fuentes del organismo señalaron que “el principal mensaje es que se mantengan dentro del plan acordado”, ya que consideran que “la forma correcta de asegurar la estabilidad macroeconómica es mantener el esquema de política monetaria y alcanzar el equilibrio fiscal primario”. En el Fondo creen que Argentina “está en condiciones de enfrentar episodios de dolarización de cartera ante la incertidumbre electoral”.

Al día de hoy el staff del organismo evalúa que el Banco Central tiene suficiente espacio como para afrontar este tipo de shocks. Así, descartan la posibilidad de darle mayor margen de intervención al BCRA, aunque reconocen que “en un escenario -poco probable- de extrema volatilidad en cada revisión existe la posibilidad de sentarse con las autoridades argentinas y ver si es necesario un cambio en el esquema”.

Ver más | ambito.com