Google presenta a su nuevo Chromebook Pixel

Como fue anunciado en febrero, Google tenía un nuevo Chromebook en el horno, firmado por ella, y con la misma filosofía que el primer portátil que lanzaron al mercado a comienzos de 2013. Sigue manteniendo el mismo nombre: Chromebook Pixel.

Google presenta a su nuevo Chromebook Pixel

El nuevo Pixel tiene un aspecto muy similar al modelo que sustituye, o del que evoluciona. No hay sorpresas en este sentido, y se presenta con las mismas líneas cuadradas, materiales de primera como el aluminio de su carcasa, y la llamativa luz multicolor – Lightbar- sobre su tapa superior.

Las mejoras están dentro, con unos componentes que lo vuelven a situar como el portátil Chrome OS más capaz, la referencia en la plataforma. Antes de entrar en detalles, vamos con el vídeo de presentación:

Dos versiones en Google Store

Es el mejor Chromebook que podemos comprar, si es que tenemos los 999 dólares que cuesta la versión “básica”, y vivimos en los países donde estará disponible, Estados Unidos y Reino Unido. La sorpresa la tenemos en el estreno de su nueva tienda online, Google Store, donde convivirá con los dispositivos Nexus.

Sí, hay al menos un par de versiones del nuevo Chromebook Pixel, que se diferencian básicamente en el hardware interno de la mano de Intel (sigue habiendo ventiladores, un par):

  • Intel Core i5 (2.2 GHz Broadwell-U) con 8GB de RAM (doblando al primer modelo) y 32GB en formato SSD.
  • Intel Core i7 (2.4 GHz Broadwell-U) con 16GB de RAM y 64GB en formato SSD. Este es el modelo conocido como “LS” – “ludicrous speed” -, y costará 300 dólares más.

Es un precio alto para un Chromebook, pero es menor que lo que nos hacían pagar por el primer modelo, que desde un principio se enfocó como dispositivo especial, para desarrolladores de la plataforma, o entusiastas de la marca.

En ambos casos nos encontramos con la misma gráfica, una Intel HD Graphics 5000. En cuanto a la pantalla, parece que no hay cambios, era un elemento muy avanzado en su momento: diagonal de 12,95 pulgadas, resolución de 2.560×1.700 píxeles, y la posibilidad de usarla con los dedos, sigue siendo táctil.

La otra mejora importante en el equipo la tenemos en la autonomía, la vida de la batería puede llegar hasta 12 horas de uso en determinadas circunstancias. Se consigue gracias a los nuevos Intel, pero también a nueva tecnología relacionada con GPU y pantalla, muchos trucos a descubrir al respecto. Por ejemplo, la retroiluminación de las teclas se apaga cuando pasan 30 segundos sin tocar el teclado.

No vemos por ningún lado la posibilidad de adquirir un modelo – u opción – que nos ofrezca conectividad LTE, como ocurría con el primer Pixel. Aquí nos tendremos que contentar con WiFi, al menos inicialmente.

El elemento distintivo del portátil es la luz exterior bautizada como lightbar, juega con los colores de Chrome, pero también tiene su utilidad, ya que si lo tocamos nos indica la cantidad de batería disponible.

Dos conectores USB Type-C

Como el recién presentado MacBook, aquí también nos encontramos con el conector USB Type-C, pero afortunadamente aparece por partida doble. La implementación del nuevo estándar es bienvenida, por sus posibilidades, por ser reversible, pero en vistas de la polémica, por haber incluido dos puertos.

También valoramos el hecho de haber dejado todo como estaba, es decir, que sigue habiendo un par de puertos USB 3.0, ranura para tarjetas SD, y conector para auriculares. Google ha preparado un vídeo para presentar la novedad con el USB Type-C:

Ver más | xataka.com