Israel asegura participación de EE.UU. en la resolución de la ONU

Israel asegura tener pruebas de la participación de EE.UU. en la resolución de la ONU.

Israel asegura participación de EE.UU. en la resolución de la ONU

Israel proporcionará información sensible y detallada al gobierno entrante de Donald Trump sobre el papel de Estados Unidos en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condena los asentamientos israelíes en la Ribera Occidental, dijo un funcionario israelí de alto rango a CNN, el martes.

El funcionario dijo, basándose en fuentes árabes, que está cada vez más claro que Estados Unidos fue parte encubierta en cada detalle de su formulación, junto con los palestinos.

Israel está furioso por la aprobación de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad, que establece que sus asentamientos en la Ribera Occidental del Jordán “no tienen validez legal, que constituyen una violación flagrante del derecho internacional y un obstáculo importante para la visión de dos Estados, uno al lado del otro, en condiciones de paz y seguridad”.

Las autoridades israelíes criticaron repetida y públicamente al gobierno de Barack Obama, diciendo que, encabezado por el secretario de Estado, John Kerry, y su personal, presionaron para la aprobación de la resolución. La Casa Blanca ha negado tal participación.

Sin embargo, el funcionario israelí acusó a Estados Unidos de tratar de ocultar su participación haciendo que el funcionario palestino Saeb Erekat demandara a Egipto presentar la resolución, como representante de la Liga Árabe. Esto tenía por objeto encubrir la participación de Washington, pero, según la fuente israelí, ahora se puede ver en las negaciones evasivas de los portavoces del gobierno estadounidense.

Israel cree que, incluso después de que los egipcios decidieron retirar la resolución, el gobierno de Estados Unidos siguió presionando a otros miembros del Consejo de Seguridad, y la resolución fue presentada por otros cuatro países.

Al final, Estados Unidos se abstuvo sobre la resolución en lugar de vetarla, como suele suceder con las resoluciones que considera excesivamente críticas con Israel.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu convocó al embajador de Estados Unidos y lanzó un duro ataque el domingo contra la administración de Obama por su negativa a vetar la resolución.

“Tenemos información férrea, franca, a partir de fuentes internacionales y fuentes en el mundo árabe, de que el gobierno de Obama realmente ayudó a empujar la presente resolución y que ayudó a elaborarla”, dijo el domingo el portavoz de Netanyahu, David Keyes a Dana Bash, de CNN.

La resolución establece que la presencia y la continua construcción de asentamientos israelíes en la Ribera Occidental violan la Cuarta Convención de Ginebra, que establece: “La potencia ocupante no podrá efectuar evacuación o traslado de su propia población civil al territorio que ocupa”.

Resoluciones anteriores del Consejo de Seguridad, así como la Corte Penal Internacional de Justicia, han declarado que los asentamientos son ilegales según el derecho internacional.

El Consejo de Seguridad aprobó la resolución con 14 votos, con la abstención de Estados Unidos. Cuatro de los países no tienen embajadores permanentes en Israel.

Los embajadores de los 10 países restantes que apoyaron la resolución fueron convocados por el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, pero no a una reunión con Netanyahu. El Ministerio de Asuntos Exteriores ordenó el lunes limitar temporalmente todos los vínculos de trabajo con las embajadas de los 12 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que votaron a favor de la resolución del viernes.

A pesar de la resolución, Israel está avanzando planes para construir cientos de viviendas en Jerusalén Este, dijo una portavoz de la municipalidad de Jerusalén, el martes.

Estados Unidos y la mayoría de naciones consideran a los asentamientos israelíes en la Ribera Occidental y Jerusalén Este como un obstáculo para una solución de dos Estados entre israelíes y palestinos.

Hay más de 500.000 colonos israelíes que viven en 137 asentamientos repartidos por toda la Ribera Occidental del Jordán, según Human Rights Watch.

El gobierno Obama, que auspició dos esfuerzos fallidos para conseguir la paz en Medio Oriente, se frustró cada vez más por la continua expansión de los asentamientos israelíes durante sus ocho años en la Casa Blanca. Los palestinos acusan a Israel de tratar de establecer hechos sobre el terreno mediante la construcción en la tierra que ven como parte de su futuro estado.

Ver más | cnnespanol.cnn.com

Ver más en El Reporte Especial | Mundo