Israel lanza un ataque contra objetivos iraníes en Siria

La Guardia Revolucionaria de Teherán disparó 20 cohetes contra bases israelíes en los Altos del Golán.

La aviación de combate israelí ha disparado en la madrugada de este jueves salvas de misiles contra decenas de objetivos militares iraníes en Siria, según ha informado un portavoz de las Fuerzas Armadas.

La masiva operación de represalia, una de las más amplias de los últimos tiempos lanzada por la fuerza aérea, se produjo en respuesta al lanzamiento de 20 cohetes Grad y Fajr contra posiciones del Ejército en los Altos del Golán, la meseta siria ocupada por Israel desde 1967.

La escalada bélica entre Israel y las fuerzas iraníes desplegadas en Siria no tiene precedentes desde el inicio de la guerra civil en el país árabe. El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, aseguró que Israel ha arrasado “casi toda la infraestructura militar iraní” en Siria para prevenir la consolidación de un frente enemigo en sus fronteras. “No buscamos un enfrentamiento abierto, pero nos defenderemos”, advirtió.

Los objetivos del ataque israelí fueron en un primer momento los vehículos lanzadores de cohetes y los radares de la Fuerza Al Quds, el cuerpo expedicionario de la Guardia Revolucionaria de Irán en Siria. Fueron atacadas unas 50 posiciones, según la información militar difundida. En ellas, centros e instalaciones de los servicios de inteligencia iraníes y de sus aliados, y bases logísticas, como la del recinto de Al Kiswah, al sur de la capital siria.

También fue atacado un acuartelamiento situado al norte de Damasco y depósitos de munición de la fuerza Al Quds (Jerusalén, en árabe) sitos en el aeropuerto de Damasco, así como puestos de observación en la zona desmilitarizada de Quneitra, al pie de los Altos del Golán.

Las incursiones israelíes se cobraron la vida de al menos 23 combatientes alistados en las filas del régimen de Damasco, entre ellos 18 iraníes o miembros de las milicias chiíes (de Líbano, Irak o Afganistán) y cinco sirios, incluido un oficial, según un recuento del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El ataque se produce al día siguiente de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retirara a su país del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por las grandes potencias con Irán. Pocas horas antes, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, había viajado a Moscú para tratar con el presidente Vladímir Putin sobre el despliegue iraní en Siria. “La fuerza Al Quds ha pagado un alto precio (por su bombardeo sobre el Golán), a los iraníes les llevará mucho tiempo recuperarse”, aseguró el general Ronen Manelis, jefe de la oficina de información militar israelí.

Varias baterías antiaéreas sirias que trataron de interceptar a los cazas fueron también neutralizadas Se trataba de sistemas de interceptación SA-5, SA-2, SA-22 y SA-17 de fabricación rusa. Todos los cazas israelíes que intervinieron en la operación regresaron indemnes a sus bases. La fuerza aérea rusa desplegada en Siria en apoyo del régimen de Bachar el Asad fue alertada por Israel de la operación de represalia, a fin de evitar enfrentamientos accidentales.

Israel utilizó 28 aviones de combate F-15 y F-16 en la operación y disparó unos 60 misiles aire-tierra, de acuerdo con datos recabados por el Ministerio de Defensa ruso, a los que añadió otros 10 misiles tierra-tierra disparados desde territorio bajo control israelí. La mitad de los proyectiles fueron interceptados.

Un portavoz castrense informó pasada la medianoche del miércoles del bombardeo en los Altos del Golán. “Israel ve este ataque iraní de forma muy grave”, dijo el portavoz militar. El ataque fue lanzado desde las afueras de Damasco, a unos 30 o 40 kilómetros del límite del Golán. “La agresión iraní muestra las intenciones del afianzamiento de las fuerzas del régimen de Teherán en Siria y la amenaza que supone para Israel y para la estabilidad regional”, agregó la misma fuente en un comunicado esta madrugada. El general Qasem Soleimani, jefe de la fuerza Al Qud, habría estado detrás del ataque con cohetes llevado a cabo por las fuerzas iraníes en Siria contra comunidades israelíes en los Altos del Golán, según las mismas fuentes.

Cuatro de los proyectiles iraníes fueron interceptados por el escudo defensivo antimisiles Cúpula de Hierro y el resto impactó en zonas sitiadas fuera del control israelí sin causar bajas.

Las autoridades han decidido mantener este miércoles la actividad cotidiana en los colegios y centros de trabajo agrícolas en los Altos del Golán, aunque han pedido a la población civil que se mantenga atenta a las órdenes de dirigirse a los refugios antiaéreos y que no forme concentraciones numerosas.

La agencia estatal de noticias siria SANA informó de un ataque con misiles israelíes contra depósitos de armas y estaciones de radar, sin precisar más detalles. Las fuentes militares sirias aseguraron que la mayoría de los proyectiles habían sido interceptados por los sistemas de defensa antiaérea.

La ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que cuenta con informadores sobre el terreno, indicó que una base situada al oeste de Homs, en el centro del país, bajo control de la milicia libanesa chií de Hezbolá, y otra en Maadamiyat al Sham, al oeste de Damasco y con presencia de fuerzas iraníes, fueron atacadas.

Las sirenas antiaéreas sonaron por primera vez en el Golán a las 00.10 del jueves (18.10 del miércoles en Argentina, 21.10 GMT). El Ejército israelí identificó a lo largo de miércoles “actividades irregulares” de fuerzas iraníes y chiíes asociadas con el régimen del presidente Bachar el Asad. El Gobierno ordenó abrir al público los refugios antiaéreos en los Altos del Golán, al tiempo que movilizaba unidades de reservistas para reforzar la defensa de las fronteras.

La agencia SANA había informado en la madrugada del miércoles de un ataque con misiles atribuido a Israel contra una base militar situada al sur de Damasco, donde la Guardia Revolucionaria supuestamente almacenaba cohetes. Posteriormente aseguró que también alcanzaron un radar militar. Al menos 15 combatientes leales a El Asad murieron en el bombardeo, entre ellos nueve iraníes y milicianos chiíes.

Ver más | elpais.com

Esto también puede interesar: