Jaguar Land Rover muestra sus avances

Jaguar Land Rover muestra sus avances en la conducción todoterreno autónoma

Jaguar Land Rover muestra sus avances
Jaguar Land Rover muestra sus avances

La automovilística británica Jaguar Land Rover ha realizado una demostración de sus tecnologías desarrolladas que podrían permitir a los futuros vehículos autónomos circular sin conductor sobre cualquier superficie o terreno.

El programa de investigación “Autonomus All-Terrain Driving” (Conducción Todoterreno Autónoma, en inglés) ha supuesto una inversión de “varios millones de libras” y tiene como objetivo fabricar un vehículo sin conductor viable en todas las condiciones meteorológicas para cualquier entorno de conducción de la vida real, según ha explicado el fabricante en un comunicado.

Los investigadores de Jaguar Land Rover están desarrollando tecnologías de sensores de última generación que serán los “ojos del futuro vehículo autónomo”.

Puesto que los sensores están siempre activos y disponen de una mejor visibilidad que la del conductor, este sistema será capaz de proporcionar al vehículo los niveles de inteligencia artificial necesarios para que el coche piense por sí mismo y planifique la ruta que debe tomar en cualquier superficie.

La investigación en ‘Surface Identification And 3D Path Sesnsing’ (Identificación de Superficie y Sensores de Trayecto 3D) combina cámara, ultrasonido, radar y sensores LIDAR -ofrece al vehículo una visión de 360 grados- que permiten determinar las características de la superficie y la anchura de un neumático, incluso si llueve o nieva, para planificar la ruta.

Los sensores ultrasónicos pueden identificar las condiciones de la superficie al examinar hasta cinco metros por delante del vehículo, por lo que las configuraciones de ‘Terrain Response’ podrán modificarse automáticamente antes de que el coche pase de asfalto a nieve, o de hierba a arena, sin pérdida de impulso ni control, señala la firma.

Otro tipo de sensor es el ‘Overhead Clearance Assist’ (Control de Distancia de Alturas), que utiliza una tecnología estereoscópica para analizar el trayecto por delante para detectar obstáculos elevados.

Los sensores también pueden utilizarse para examinar los elementos escarpados de la carretera o del camino por donde se va a circular y adaptar la velocidad del vehículos según sea necesario.

El ‘Terrain-Based Speed Adaption’ (Control de Velocidad según las Superficies), utiliza las cámaras para detectar baches, así como las carreteras muy escabrosas, las irregularidades e, incluso, el agua estancada.

Otro elemento clave de la conducción todoterreno autónoma es la capacidad de los vehículos de comunicarse entre ellos si están fuera del campo de visión por una curva o al otro lado de un obstáculo.

En una demostración todoterreno pionera en el mundo, Jaguar Land Rover ha conectado dos Range Rover Sport mediante la tecnología DSRC (Dedicated Short Range Communications), o comunicaciones de corto alcance, para crear un convoy conectado todoterreno.

Este sistema de comunicaciones inalámbrico de vehículo a vehículo (V2V) comparte entre ambos, de forma instantánea, información como la ubicación del vehículo, los deslizamientos, los cambios en la altura de la suspensión y en la articulación de los ejes.

El jefe de Investigación de Jaguar Land Rover, Tony Harper, ha declarado que la conducción todoterreno autónoma consiste en “ayudar tanto al conductor como al coche autónomo a circular de la forma más segura sobre todo tipo de terreno o circunstancia de conducción”.

“El sistema V2V puede conectar sin problemas un convoy de vehículos en cualquier todoterreno. Así, si un vehículo se para, el resto de integrantes del convoy recibirá un aviso”, ha afirmado Harper.

Ver más | efemotor.com

Ver más contenido destacado | Motor