La escasez de dólares preocupa a la industria del turismo

La percepción de que el peso está atrasado contra el dólar potencia de nuevo el turismo de argentinos en el extranjero.

La escasez de dólares preocupa a la industria del turismo

Pero también vuelve a plantear un desafío para las compañías aéreas y las agencias de turismo, que cada vez se quedan más cortas con los dólares que les permite comprar el Banco Central (BCRA) para saldar los servicios que los argentinos contratan en el exterior.

El malestar entre las aerolíneas se hizo evidente en estos días. Según confiaron a la nacion fuentes del sector, por estas horas están evaluando en las cámaras que las agrupan la posibilidad de plantearle en conjunto al BCRA una ampliación de los cupos de divisas previstos.

“Cuando las compañías aéreas ven afectada su posibilidad de afrontar pagos en el exterior, ello impacta en forma directa sobre su capacidad de seguir operando y lleva a que tengan que volver a planificar sus operaciones”, respondió por mail a la nacion Jason Sinclair, gerente de comunicaciones para las Américas de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo, por sus siglas en inglés).

Sinclair advirtió que “el envío parcial de remesas es un grave problema dadas las características particulares de la aviación”.

Según explicó el ejecutivo de IATA, las compañías operan en los distintos países a través de sucursales y los fondos que transfieren al exterior “no constituyen repatriación de dividendos, sino giros de fondos necesarios para pagar costos operacionales, insumos y salarios de los empleados originados en los distintos países, que son los que hacen posible la continuidad de la operación hacia el país”.

Consulatos al respecto, desde el BCRA dijeron que aún no habían recibido ningún pedido, pero que si se diera “lo analizarían”.

El día después de las elecciones primarias, el BCRA recortó en un 30% los cupos que tienen las empresas para comprar dólares en el mercado oficial. Pero la escasez se si sintió con más fuerza en la industria de viajes, dado que, más allá del impulso que tuvo el negocio por el atraso cambiario, es en estos meses que la demanda de pasajes, hoteles y paquetes crece, a medida en que la gente empieza a pensar en sus vacaciones de verano.

“Las agencias que más volumen tienen son las más complicadas”, explicó el titular de una firma regional líder. “Los cupos que autoriza el Central están lejos de ser proporcionales a cada empresa. Desde que empezó el sistema es que nos quedamos cortos”, admitió, con la condición de no ser identificado.

Entre las agencias de viaje la negociación de los cupos con el BCRA es caso por caso. En tal sentido, varias de las consultadas por la nacion admitieron haber hecho gestiones para lograr comprar algunos dólares más. “En las últimas semanas lo hicimos varias veces, pero la respuesta la patean”, dijeron.

Ver más | lanacion.com.ar

Ver más en El Reporte Especial | Economía