La UE acuerda un registro de pasajeros que dure seis meses

Los ministros de Interior y el Parlamento Europeo anuncian un acuerdo para la instauración del PNR, incluido en los vuelos intracomunitarios. El almacenaje de datos será de seis meses.

La UE acuerda un registro de pasajeros que dure seis meses
La UE acuerda un registro de pasajeros que dure seis meses.

Los 28 ministros de Interior de la UE han acordado este viernes la aprobación y aplicación del Registro de Nombres de Pasajeros (PNR, por sus siglas en inglés), incluido en los vuelos intracomunitarios. Se ha acordado que la duración de almacenaje de los datos personales de los pasajeros sea de seis meses, frente a los 12 que pedían países como Francia o España. “Ya está. Hecho”, ha exclamado al término de la reunión Etienne Schneider, vice primer ministro de Luxemburgo, país que ostenta la presidencia de turno de la UE.

La aprobación del PNR constituye un paso muy importante ya que a partir de ahora sólo queda el visto bueno de la Eurocámara que algunos lo ven ya como un mero trámite. Se trata de un mecanismo por el que los Estados miembros pueden compartir información de cada viajero —sospechoso o no— como forma preventiva para detectar a presuntos terroristas y en el que se incluirán los datos de los pasajeros aéreos de los vuelos intracomunitarios, según la presidencia luxemburguesa. “Es un acuerdo equilibrado y proporcionado”, ha dicho Avramopoulus quien ha asegurado que los datos de los ciudadanos estarán siempre protegidos, preocupación principal para la Eurocámara y razón número uno por la que lleva meses bloqueando la medida.

Los ministros, tras más de cinco meses de debate sobre este mecanismo, están de acuerdo en su aprobación pero aún falta el visto bueno de la Eurocámara. El comité de libertades del Parlamento ha elaborado un informe esta semana donde da luz verde a la medida —siempre y cuando no se exceda de esos seis meses— que debería ser aprobada antes de que finalice este 2015.

Inmigración y seguridad

La UE se enfrenta a una crisis sin precedentes por varios flancos paralelos: la afluencia de refugiados y la lucha antiterrorista que especialmente desde los atentados de París el 13 de noviembre ha puesto en alerta a todo el continente. Los 28 ministros estudiarán la activación de uno de los artículos del código Schengen (por el que 26 países de la UE gozan de plena libertad de circulación de personas) para que los Estados puedan introducir controles fronterizos internos hasta un máximo de dos años.

Bruselas, como parte de la lucha antiterrorista, quiere darle un papel más relevante a Europol. La UE pretende asegurar un “sólido régimen de protección de datos de Europol”, según un comunicado, para garantizar plena independencia y actuar con eficacia en los países miembro. Bruselas reformará Europol a partir del 1 de enero, según el comisario de Inmigración, Dimitris Avramopoulus.

Los socios estudiarán también las peticiones de Grecia para mejorar su gestión de la crisis de los refugiados; más ayuda humanitaria y refuerzo en el mar Egeo y en la frontera con Macedonia con la ayuda de Frontex (la agencia de control de fronteras exteriores de la UE).

Ver más | internacional.elpais.com

Ver más en El Reporte Especial | Mundo