Las diez dietas más extremas del mundo del deporte

Se calcula que una persona de 180 cm de altura y 80 kilos de peso debería consumir entre 2000 y 2800 caloría por día, según si hace o no actividad física. Recién multiplicando por dos este número, empezamos a obtener la cantidad de calorías que constituyen la dieta diaria de muchos deportistas de elite.

Las diez dietas más extremas del mundo del deporte

Dietas que pueden llegar a extremos tan altos como la de 12000 calorías que ingería Michael Phelps durante la preparación para los juegos olímpicos de Beijing. El nadador estadounidense desayunaba a diario tres sándwiches con huevo, jamón y queso, un omelette de cinco huevos, dos tazas de café, un tazón de sémola, tres porciones de french toasts y tres pancakes. Completaba, el resto del día, con un kilo de pasta, una pizza entera, dos sándwiches de jamón y queso y bebidas energéticas de 1000 calorías.

No se queda atrás David Carter, futbolista de la NFL, que mantiene sus 135 kilos gracias a una dieta de 10000 calorías diarias. La particularidad, en este caso, es que se trata de un régimen vegano. Carter come cada dos horas desde que se levanta a la mañana verduras frescas, arroz, quínoa, frutos secos y frijoles. Otro vegano estricto es Michael Arnstein, maratonista con más de 50 carreras en su haber apodado The Fruitarian, que mantiene un régimen de 6000 calorías a base de raw food.

El jugador de NFL promedio gasta mucha energía. Por eso no sorprende que Matt Kalil, de los Minnesota Vikings, ingiera 7000 calorías todos los días. En este caso, con grandes cantidades de comida chatarra de por medio. Complementa su desayuno de tocino, huevos, frutas, queso cottage, tosdtadas y salchichas, con almuerzos y cenas a base de pizza, hamburguesas, sloppy joes y pasta. Ni hablar de JJ Watt, defensor de los Houston Texans, que consume 9000 calorías, rincipalmente en el desayuno en el que no pueden faltar french toasts rellenos y omelettes de papa.

Una mención especial se merecen The Rock y Usain Bolt. El actor y luchador consume 5000 calorías diarias. ¿El secreto de su dieta? Los 130 kilos de pescado y mariscos que consume anualmente. El secreto del jamaiquino es más conocido (y polémico). Sí, porque el velocista basa su dieta en McNuggets, que come de desayuno, para el almuerzo y para la cena.

Nick Hardwick y Riff Raff son dos ejemplos de cómo una dieta estricta y una regular rutina de ejercicios puede alterar notablemente el físico. En el caso del jugador de la NFL, cuando se retiró bajó 40 kilos en cinco meses. Pero cuando jugaba, pesaba 130, gracias a que comía medio kilo de helado antes de ir a dormir y batidos de 700 calorías. El músico devenido wrestler, en cambio, acudió a Hulk Hogan para aumentar su masa muscular y llegar a los 110 kilos. Con una dieta de 9000 calorías que incluye pizzas, hamburguesas, camarones y carne asada.

Ver más | planetajoy.com

Ver más en El Reporte Especial | Gourmet