Los argentinos guardan “bajo el colchón” más dólares que el total de la deuda externa

Pese al cepo cambiario, las tenencias de activos externos crecieron a 228.357 millones de dólares.

Los argentinos guardan "bajo el colchón" más dólares que el total de la deuda externa

Se trata de una estimación del INDEC que usualmente pasa desapercibida, pese a la magnitud del monto acumulado y creciente, porque hay que rastrear en el informe completo de la balanza de pagos que el organismo difunde cada trimestre en forma muy sigilosa para detectarla.

La estadística actualizada al segundo trimestre de 2015 dio cuenta de que los “activos externos del sector financiero y no financiero” sumaron poco más de USD 232.500 millones, de los cuales apenas USD 4.152 millones forman parte de las tenencias de las entidades bancarias, nacionales y privadas.

Pese al cepo cambio, el INDEC estimó que sólo en el último año la fuga de capitales del sistema financiero y cambiario por parte de la actividad privada, excluida los bancos, fue de casi USD 4.000 millones y asciende a unos USD40.000 millones desde que se impuso el cepo cambiario, justamente con la intención de revertir la salida de fondos del país, en una parte, y a cajas de seguridad bancaria y hogareña, en su mayor proporción.

DESDE QUE SE IMPUSO EL CEPO CAMBIARIO SE FUGARON UNOS USD 40.000 MILLONES

Magnitud de los recursos ociosos

Diversas medidas se pueden tomar como referencia para poder tener idea de la magnitud de recursos ociosos que escapan a mejores opciones de inversión productiva y comercial, sencillamente por la recurrente confiscación a la que apelaron diferentes gobiernos para financiar un insoportable desequilibrio de las finanzas públicas y de las cuentas públicas. Algunos aplicaron quitas de deuda, otros atenuaron los pagos de bonos ajustables con la subestimación grosera de la inflación y otros hasta han impuestos “corralitos y corralones”, además de pesificaciones asimétricas de las tenencias de dólares.

Una medida es comparar el total de activos externos del sector privado con el nivel de la deuda externa. En ese caso los citados USD 228.357 millones fueron equivalentes a una vez y media el total de esos compromisos, y escala a 3,4 veces las obligaciones externas exclusivas del sector privado. Esto significa, que con esos recursos se podrían cancelar todas las obligaciones financieras con el resto del mundo y aún así conservar un excedente de entre USD 78 mil millones y USD 162 mil millones.

LOS ACTIVOS EXTERNOS SUPERAN EN USD 80.000 MILLONES A LA DEUDA EXTERNA TOTAL

Otra más interesante, es vincular esas tenencias fuera del sistema productivo con el pobre nivel actual de lainversión interna bruta fija por el conjunto de las empresas y familias, que es de poco más de 17% del PBI.Si se toma según la estimación al cambio oficial que hace el INDEC, equivale a 2,3 veces, esto es al monto de emprendimientos netos de los próximos dos años y algo más. Pero si se calcula la IBIF al cambio libre, esa relación sube a casi cuatro años (3,7 veces).

Semejante magnitud de recursos ociosos, puestos en valor podrían acelerar el crecimiento de la economía, a un ritmo de más de 10% acumulativo por año en el próximo quinquenio, con el consecuente impacto generador de empleos, aumento de los ingresos del conjunto de la población, y por tanto posibilitar el aniquilamiento de la pobreza, con políticas sociales cuidadas. Sólo se requiere un plan creíble, capaz de reconstruir la confianza, con reglas claras, estables y sobre todo, correctoras de muchas regulaciones antiempresa que se fueron aprobando en los últimos años, e incluso días.

REPRESENTA ENTRE 2 Y 4 AÑOS DE LA INVERSIÓN BRUTA INTERNA ACTUAL

Otra relación muy sensible en estos días en que el Gobierno deberá utilizar unos USD 6.000 millones de los USD 32.454 millones de reservas acumuladas hasta ahora, para pagar un vencimiento de deuda externa con uso de reservas, aunque se espera que unos USD 3.000 se retengan en el sistema financiero por parte de inversores institucionales, como la ANSES, fondos comunes de inversión, compañías de seguros e incluso los bancos, y en menor medida ahorristas privados, es relacionar el monto total de los activos externos con la posición de divisas de la autoridad monetaria: 7 veces.

A la espera de políticas creíbles y persistentes

Las relaciones podrían multiplicarse indefinidamente y todas arrojan la misma conclusión: ¿cómo puede ser que una economía inestable que arrastra un ciclo de crisis severas cada siete años, casi desde su independencia, con algunas pocas excepciones, haya sido capaz de acumular tamaña magnitud de recursos ociosos?, y que únicamente muy pocos políticos se hayan preocupado y ocupado por cortar ese proceso, que llevó al país de los primeros niveles de PBI por habitante más de un siglo atrás, a los peores puestos de la tabla en la actualidad, aunque se lo intente disimular con “contabilidades creativas”, atraso cambiario y devaluación de las estadísticas oficiales.

Los recursos naturales, productivos, humanos, y como lo reconoce el INDEC también los financieros, están. Sólo falta que se tiente a propios y extraños con políticas similares a las que siguen los países exitosos, desarrollados y emergentes, para que rápidamente se los pongan en valor.

Ver el artículo completo | infobae.com

Ver más | Argentina