Los secretos mejor guardados de la kettlebell

¿Por qué la kettlebell?

Los secretos mejor guardados de la kettlebell
© Motorpress Rodale Tiene forma de cencerro, pero ya sabes lo que pasa con las apariencias: que engañan. Y es que la pesa rusa permite que te ejercites de forma rápida y completa.

Hay una razón para que esta pesa despierte cada vez más interés y tenga cada vez más presencia en los gimnasios: es práctica y no requiere tanta flexibilidad en las muñecas, los hombros ni la parte superior de la espalda como las barras o las mancuernas. Además, puedes pasar de un movimiento al siguiente sin parar, lo que hace que el entrenamiento sea más intenso en menos tiempo. Así aceleras el metabolismo y quemas más calorías; y al mismo tiempo aumentas los músculos.

Ten cuidado

Levantar la kettlebell implica mucho movimiento, así que es importante hacerlo bien para evitar lesiones y fortalecer al máximo la musculación. Realiza los ejercicios delante de un espejo. Puntos clave: para los levantamientos por encima de la cabeza y los ejercicios olímpicos, debes mantener los codos cerca del cuerpo. Y en todos los ejercicios de levantamiento, mantén los hombros hacia abajo y hacia atrás como si intentarás juntarlos.

Coloca bien los pies

Apoya el peso en los talones durante la mayoría de los ejercicios con kettlebells. Así activarás los músculos de los glúteos y de los ligamentos de la corva, lo que te proporcionará más fuerza, potencia y músculos.

Ver más | menshealth.es

Ver más en El Reporte Especial | Salud