Maduro embistió la decisión de Almagro de discutir la situación de Venezuela

Sostuvo que la inédita invocación a la Carta Democrática está “LLena de odio”, que con este documento quedó “descalificado a los ojos de América” y que tomará acciones jurídicas internacionales de Europa para que cese “la guerra psicológica” contra su país.

Maduro embistió la decisión de Almagro de discutir la situación de Venezuela
Luis Almagro.

“La carta de Luis Almagro es una carta llena de subjetividad”, objetó Nicolás Maduro, quien ni bien se enteró el martes de la medida reaccionó virulentamente proponiéndole al alto funcionario que “se la meta donde le quepa”.

Consideró que el informe difundido por Almagro es “un desatino, una desproporción”.

El jefe de Estado también acusó a Almagro de haber “perdido el equilibrio” y haber “entrado en una fase militante, desnaturalizando su cargo de secretario general” del mecanismo internacional.

Reiteró asimismo la acusación que antes le hizo a Almagro de haberse entregado “a las manos del Departamento de Estado” de Estados Unidos.

“Está abrazado por el Departamento de Estado, le hacen cosquillas y él se siente contento”, señaló.
Maduro aseguró además que esta decisión busca romper el “equilibrio” entre la izquierda y la derecha en Sudamérica, e intervenir Venezuela tras el “golpe” que asegura le asestaron a la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff.

“Hoy en América Latina se está rompiendo el equilibrio de convivencia que teníamos los gobiernos de derecha y de izquierda y se le pretende imponer a Venezuela una Carta Democrática para intervenirnos política, diplomática, económica y militarmente”, insistió.

El mandatario advirtió que con esta decisión “quieren romper el equilibrio” en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y formuló un llamado “a la sensatez, al respeto, al equilibrio, a la convivencia de modelos, capitalistas, socialistas, moderados, radicales, a la convivencia política”.

“No crean que apostando a la coyuntura corta, envalentonados con el golpe de Brasil van a poder con Venezuela”, subrayó, tras calificar a Almagro de “traidor de la causa de América Latina”.

Anticipó que “Venezuela no se va a entregar y los movimientos sociales, populares, revolucionarios, juveniles, del continente van a defender” al país caribeño “en las calles”.

Maduro denunció que con esta decisión se intenta aplicar a Venezuela “un nuevo plan Cóndor”, en alusión a la siniestra estrategia desarrollada entre las décadas de los 70 y 80 por las dictaduras de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia, para perseguir políticos y militantes de izquierda.

“Venezuela va a combatir. Oligarcas, mírenme a los ojos: Venezuela va a combatir, tenemos derecho a defender la paz en nuestro país, tenemos derecho a defender la soberanía, la independencia de esta patria venezolana y de la patria grande, y no nos vamos a dejar quitar el derecho a la paz, a la independencia”, sentenció.

Maduro reveló que tomará un “conjunto de acciones jurídicas internacionales” en Europa para que cese “la campaña de guerra psicológica” contra su país y pedirá un amparo a favor del “derecho a la paz”.

“En España es espantosa la campaña de guerra; yo cité al embajador nuestro en Madrid (Mario Isea); está aquí en Caracas. Estoy preparando a un grupo de juristas españoles, europeos y venezolanos y voy también a hacer un conjunto de acciones jurídicas internacionales en España, en Europa, para que se respete el honor de Venezuela”, abundó.

El gobernante aseguró en su programa de radio y televisión “En contacto con Maduro” que con estas acciones legales pedirá que “cese esta campaña de guerra psicológica” en la que se “inyecta odio” para justificar “cualquier acción violenta y de guerra contra el país”, citó EFE.

El viernes pasado, Maduro también señaló que desde Madrid está en curso una campaña que promueve una invasión extranjera en su país como se hizo en su momento contra Irak con mensajes que, dijo, fueron promovidos por el entonces presidente del gobierno español José María Aznar.

“Lo que se hace contra Venezuela en Madrid es una campaña de guerra, es una campaña para preparar, lo que nunca sucederá, pero que está en las mentes macabras de quienes las planifican, preparar una invasión, una intervención militar”, afirmó en esa ocasión.

Ver más | telam.com.ar

Ver más en El Reporte Especial | América Latina