Marine Le Pen propuso un referendum para restaurar la pena de muerte en Francia tras la masacre

La líder del Frente Nacional, difundió por Twitter su propuesta de que el pueblo francés decida si se debe reintroducir la pena capital.

charlie-hebdo-Marine-Le-Pen

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, propuso hoy convocar a un referendo para que los franceses se pronuncien sobre la aplicación de la pena de muerte en el país.

La referente de la Derecha local había prometido el silencio durante esta jornada de luto nacional por la masacre en la redacción de Charlie Hebdo, pero no pudo resistir la tentación de difundir un incendiario mensaje por Twitter.

“Quiero ofrecer a los franceses un referendo sobre la pena de muerte. Personalmente pienso que esta posibilidad debe existir”, publicó esta jornada de luto entre los franceses.

“La dama negra” de la política francesa, por la tarde anuló, a último minuto, una conferencia de prensa que había sido convocada por la mañana, con la excusa de respetar el Día de Duelo Nacional.

Pero, en realidad no mantuvo un silencio verdadero, pues en París Le Pen denunció “la ausencia de los medios de inteligencia” que supuestamente favorecieron el ataque extremista contra la publicación.

“Hay un óptima profesionalidad, pero en estas condiciones nadie puede hacer milagros”, aseveró a modo de crítica dirigida al gobierno del socialista Francois Hollande.

EL ENOJO POR LA EXCLUSIÓN

En este trágico comienzo de año, la candidata presidencial del Frente Nacional para las elecciones de 2017 ha denunciado “la exclusión” de su fuerza política de la gran marcha republicana convocada para el domingo.

Le Pen “deploró” que el Premier Manuel Valls, no la hubiese invitado oficialmente para participar de la marcha republicana, como sí invitó a la derecha neo-gaullista.

En el Partido Socialista en el gobierno algunas voces se levantaron contra la participación de la extrema derecha en la marcha del domingo, convocada para manifestarse por “la unidad nacional” frente a la barbarie.

En realidad se trata de una posición aislada que no constituye una posición oficial del gobierno de François Hollande.

“Se ha caído la máscara, excluyéndonos de las manifestaciones, los socialistas y los neo-gaulllistas demuestran su carácter sectario, en un momento tan difícil para nuestro país se convierten en un símbolo de la división, impulsados por bajas maniobras electorales”, ha polemizado Le Pen.

La líder del Frente Nacional recordó que su partido obtuvo el 25 por ciento de los votos entre los franceses para las últimas elecciones europeas.

Marine Le Pen insistió que es “una vergüenza” que el gobierno socialista no convocara a su fuerza política para la marcha republicana del domingo que se propone boicotear si no hay una invitación oficial.

Sin embargo, Le Pen está invitada para mañana al Palacio del Eliseo, sede de la presidencia francesa, junto con otros dirigentes políticos.

La dirigente expresó un fuerte mensaje de “preocupación” por el “nivel de infiltración del Islam radical en nuestro territorio y todos los medios deben ser puestos en marcha para proteger a nuestros ciudadanos”.

Para Marine Le Pen, “el fundamentalismo islámico causa miles de muertos todos los días en las cuatro esquinas del planeta”.

LA POLÉMICA EN GRAN BRETAÑA

Mientras tanto en Gran Bretaña, otro líder emergente de la galaxia “euroescéptica”, Nigel Farage, -que siempre ha rechazado la alianza con el Frente Nacional en el Europarlamento cuestionó el “multiculturalismo” y la falta de controles sobre la inmigración.

Para Farage el Reino Unido al igual que Francia son exponentes de ese “multiculturalismo” que vislumbra como peligroso y amenazante.

El Primer Ministro conservador David Cameron evitó polemizar con Farage con la excusa que “no es el día para hacer comentarios o debates políticos”.

El vicepremier liberal Nick Clegg dijo que estaba “sorprendido” por las declaraciones de Farage.

Matteo Salvini, eurodiputado y secretario de la Liga del Norte, estrecho aliado de Le Pen en el parlamento europeo, afirmó que “culturalmente soy contrario a la pena de muerte”, pero coincidió con la líder francesa que “el Islam es peligroso”.

Ver más | lanacion.com.ar