Más de 1600 policías custodiarán la final de la Copa Libertadores

La final de la Copa Libertadores que disputarán River y Tigres tendrá un escenario fuertemente custodiado. Mañana habrá más de 2000 efectivos destinados a brindar seguridad. Estarán divididos en las adyacencias del barrio de Núñez, en los ingresos a la cancha y adentro del Monumental.

Más de 1600 policías custodiarán la final de la Copa Libertadores

Cerca de 62.000 hinchas ingresarán al estadio a partir de las 18, hora en las que se abrirán las puertas. La intención de las autoridades “millonarias” y de los organismos de seguridad es evitar que los hinchas que no tengan entradas estén cerca de la cancha.

Para el operativo están destinados 1600 efectivos de la Policía Federal, 600 empleados de seguridad privada y miembros de la Gendarmería y Prefectura. El escenario de la final estará custodiado por un inmenso operativo.

Lo más novedoso del operativo será que contará con un nuevo control de entradas electrónico. De esta forma, intentarán evitar que la gente ingrese con entradas falsas a la cancha. Las autoridades riverplatenses le pidieron a la gente que llegue temprano para evitar amontonamientos en los ingresos.

“Es un sistema que implementaremos por primera vez, lo hacemos a través de teléfonos celulares que comprueban la veracidad del chip que hay en cada una de las entradas“, explicó Ignacio Villarroel, dirigente “millonario”. “Este sistema estará funcionando en los primeros cordones del operativo”, aseguró

Villarroel le pidió paciencia a la gente ya que se espera una inmensa cantidad de hinchas. “Pedimos que la concurrencia sea temprana para evitar problemas. Queremos que el miércoles se viva como una fiesta inolvidable y para eso pedimos que no haya agresiones o desesperación por entrar”, sostuvo.

Respecto a la denuncia por la reventa de entradas, el Club ya citó por carta documento a los socios que se encontraron revendiendo (más de 100), y estos están haciendo su descargo ante el tribunal Técnico Legal del Club. Si el tribunal lo considera, pueden ser suspendidos o echados de la institución.