Mensaje del FMI a los candidatos

Mensaje del FMI a los candidatos: «Sería una tontería darle la espalda al trabajo que se está haciendo»

La directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, brindó su mensaje más directo de cara a las próximas elecciones presidenciales en la Argentina al afirmar que sería una «tontería» por parte de cualquier candidato darle la espalda al plan económico que se está implementando con el respaldo del Fondo, el cual, insistió, está funcionando y hará repuntar a la economía.

«Ahora estamos empezando a ver que el programa realmente funciona. Nuestra evaluación es que la economía argentina está en un punto en el que va a repuntar», dijo Lagarde, ante una pregunta de la prensa argentina en su tradicional conferencia de prensa durante la reunión anual del FMI y el Banco Mundial en Washington.

«Yo diría que ahora que se ha hecho tanto esfuerzo, en un programa en el que la protección social siempre ha sido una de nuestras tres prioridades clave, sería una tontería por parte de cualquier candidato darle la espalda al trabajo que se está haciendo», remarcó.

Fue la primera vez que Lagarde abogó de una manera tan directa por la continuidad del programa económico respaldado por el Fondo ante un eventual cambio de gobierno. Su mensaje llegó en medio de crecientes críticas de referentes de la oposición al programa con el FMI, con el cual el Gobierno puso en marcha un fuerte ajuste fiscal y monetario para contener la inflación, recuperar la confianza de los mercados y sacar a la economía del pozo en el que cayó luego de la corrida cambiaria desatada hace casi un año.

Lagarde y su equipo han indicado en varias oportunidades que el FMI está listo para trabajar con cualquier gobierno, ya sea el de Mauricio Macri, en un eventual segundo mandato, u otro liderado por alguien más.

Varias figuras opositoras, como Roberto Lavagna, Sergio Massa o José Luis Espert, han dejado en claro su intención de renegociar el plan si ganan en las elecciones presidenciales de octubre. Casi todo el financiamiento por unos US$ 57.000 millones previsto en el acuerdo del FMI será desembolsado antes de que termine el mandato de Macri, el próximo 10 de diciembre. El último giro del programa con el Fondo está previsto en junio de 2021.

Proyecciones

El Fondo mejoró levemente sus proyecciones para la economía argentina en sus últimos cálculos, al prever una caída del producto bruto interno del 1,2% este año, menor a la contracción del 1,7% que anticipaba el staff a fines del año anterior. Pero el organismo también advirtió por la persistente suba de precios, al indicar que quebrar la inercia inflacionaria será un «proceso prolongado». El Fondo espera una inflación anual del 30,5% este año.

Tanto Lagarde como los técnicos del organismos han defendido el programa argentino, el cual, en su visión, ha comenzado a dar frutos y está permitiendo que la actividad se recupere. Pero el programa también ha cosechado críticas por el fuerte ajuste que impuso sobre la economía -que algunos sostienen sólo empeorará la crisis- y las restricciones del Banco Central para reducir la volatilidad del dólar. En el Fondo, al igual que en el Gobierno, enmarcan las políticas dentro de una transición dolorosa aunque necesaria que debe recorrer la economía para intentar abrir un ciclo de crecimiento sostenible.

La Argentina no fue el único país de América latina protagonista de la conferencia de prensa de Madame Lagarde, quien también se refirió a Venezuela. La durísima crisis humanitaria que atraviesa la nación caribeña ha sido uno de los temas que recorrió la asamblea anual del Fondo y el Banco Mundial.

Los organismos internacionales aguardan la partida del salida del régimen de Nicolás Maduro para desplegar un paquete de ayuda que permita sacar a la nación caribeña de la profunda crisis social, económica y humanitaria que atraviesa. En Washington, ya se trabaja puertas adentro en potenciales planes de reconstrucción.

«Permítanme decirles que estamos realmente muy, muy preocupados por la crisis humanitaria que se está desarrollando ante nuestros ojos en Venezuela», indicó Lagarde.

«Hemos hecho todo el trabajo preparatorio que pudimos, aprovechando la información disponible, para estar preparados para actuar de la manera más rápida posible. Y requerirá, dado el tamaño de la crisis humanitaria en la que se encuentra el país, un esfuerzo conjunto y prolongado por parte de muchos. Estamos listos para hacer eso también», afirmó.

Ver más | lanacion.com.ar