Muere el terrorista Basit Usman en enfrentamientos en el sur de Filipinas

El experto en explosivos Basit Usman, por quien EEUU ofrecía una recompensa de un millón de dólares, murió ayer en una ofensiva del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, informaron hoy medios locales.

Muere el terrorista Basit Usman en enfrentamientos en el sur de Filipinas

“Según los informes de las Fuerzas Armadas de Filipinas, el terrorista Basit Usman falleció en un enfrentamiento en la localidad de Guindulungan, en la provincia de Maguindanao, a mediodía del domingo”, dijo el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Herminio Coloma, según el portal Rappler.

Otros informes policiales y militares obtenidos por el mismo medio apuntaron que un comandante del FMLI, identificado como “Barok”, fue el que mató a Usman.

El militante filipino, vinculado a Abu Sayyaf, la franquicia local de Al Qaeda, e implicado en varios atentados, se especializó en explosivos en campamentos de entrenamiento en Pakistán y Afganistán a principios de la década de 1990.

Usman era uno de los objetivos de la controvertida operación policial llevada a cabo en Maguindanao el pasado 25 de enero en la que murieron 44 agentes de las Fuerzas Especiales, además de 14 miembros del FMLI y 5 civiles.

Tras ese operativo, en el que las fuerzas de seguridad filipinas consiguieron matar al experto en explosivos malasio Zulkifli bin Hir, alias “Marwan”, el presidente de Filipinas, Benigno Aquino, prometió en un discurso televisado acabar con Usman.

El jefe de las fuerzas armadas filipinas, Gregorio Catapang, indicó que la captura de Usman siempre fue un esfuerzo conjunto con el FMLI, con quien el Gobierno firmó un acuerdo de paz en 2014 que está siendo implementado en la actualidad.

Filipinas sufre un conflicto separatista islámico en el sur del archipiélago que ha causado entre 100.000 y 150.000 víctimas mortales desde principios de la década de 1970 y ha paralizado el desarrollo de una región rica en recursos naturales.

Pese al acuerdo de paz con el FMLI, la mayor organización islámica en armas del país, varios grupos rebeldes siguen activos, como Abu Sayyaf o los Luchadores por la Liberación Islámica del Bangsamoro.

Abu Sayyaf fue creada en 1991 por un puñado de excombatientes de la guerra de Afganistán contra la antigua Unión Soviética y se le atribuyen algunos de los atentados más sangrientos de los últimos años en Filipinas y numerosos secuestros con los que se financia.

Ver más | yahoo