Nuevas medidas de la AFIP

Nuevas medidas de la AFIP: seis claves a tener en cuenta para vender con tarjeta de débito

Desde el domingo pasado rigen las normas de la AFIP que obligan a todos los comercios y profesionales independientes a vender con tarjeta de débito o contar con medios electrónicos de pago. La medida generó una fuerte polémica y rechazo, entre otras cosas, porque desconocen qué hacer para estar a tono con las nuevas reglas.

A continuación, una lista de factores que se deberían tener en cuenta:

La terminal POS o el lector para celulares

Lo primero que el comercio necesita para cobrar con tarjeta es tener una terminal POS -point of sale. Es el clásico dispositivo electrónico que lee la tarjeta permite realizar el cobro o el pago, según el caso.

Los requisitos para acceder a ella son contar con un CUIT y una cuenta bancaria. Posnet y LaPos son los principales proveedores. El servicio tiene un costo fijo mensual de mantenimiento de entre $250 y $400, a lo que se suman las comisiones que cobran por cada venta a través de ese sistema.

Otras alternativas son Mercado Pago y Todo Pago, las plataformas de pagos online más importantes, que ofrecen dispositivos que se conectan al teléfono celular o tableta para recibir pagos con tarjeta. Tienen un costo inicial por lector de $99 a $299, según sea un equipo clásico o con Bluetooth, y después un porcentaje por cada transacción.

Comisiones

Para el caso del POS, el nuevo arancel máximo para las operaciones con débito es de 1,1% y para las con crédito de 2,35%. Pero, por un acuerdo vigente que logró la Secretaria de Comercio, las comisiones deberían bajar gradualmente hasta llegar en 2021 a 0,8% y 1,8%, respectivamente.

Por otro lado, Mercado Pago cobra una comisión de 4,45% por cada pago que se acredite con esa billetera, mientras que su competencia Todo Pago acaba de reducir ese cobro inicial a 3,49% para compras realizadas con tarjeta de débito. En el caso de las compras a plazo el fee es de 3,99%.

Impuestos

A la comisión que cobran las tarjetas hay que sumarle el IVA. Por ejemplo, si un cliente compra algo por $100 en un negocio con tarjeta de crédito, la tarjeta se cobra $2 más el 21% de esos $2, es decir, $2,42.

En tanto, si el consumidor decide realizar la transacción en cuotas o combinada con alguna promoción, el vendedor tendrá más costos, a los que se suman las retenciones que hacen las tarjetas por IVA, Ingresos Brutos y Ganancias.

“El vendedor ve que vendió $100 y le depositaron $90 y cree que las tarjetas le cobran un 10%, pero esto es mentira y es verdad. Le descontaron aproximadamente 3% de arancel y 7% de retenciones. Le depositaron 90, pero hay un 7% que, si lo contabiliza bien, puede tomarlo. Si no controla, pierde. El comerciante o su contador deben registrar esas retenciones para que luego la Afip se las descuente”, afirmó en diálogo con LA NACION Matías Doublier, COO y fundador de la empresa Increase, que provee soluciones fintech a empresas.

Número de establecimiento

El número de establecimiento es el código con el que el negocio o comercio va a identificarse con las tarjetas de crédito y débito y así va a poder procesar pagos desde la terminal POS.

Cada una de las tarjetas con las que opere va a darle un número de establecimiento único asociado a un CUIT y a la cuenta bancaria en la que se acreditan las ventas del comercio. Cuando empiece a trabajar con tarjeta, el comercio puede pedir este número al banco o hacerlo llamando por teléfono a cada una de las tarjetas.

Control de acreditación de las ventas

Las ventas con tarjetas de débito se acreditan a las 48 horas hábiles de realizada la transacción. Es importante llevar un control apropiado de cada uno de los pagos que deben acreditarse, comparando el depósito recibido en la cuenta bancaria del comercio contra el monto de los cupones que las tarjetas deben acreditar un determinado día.

Las compañías de las tarjetas pagan siempre que los cupones que están en orden y sin problemas, pero existen excepciones como los rechazos y contracargos. Cuando hay algún inconveniente con una compra, ya sea sospecha de fraude u otro motivo, ese cupón no es pagado y debe hacerse el reclamo correspondiente para recibir la acreditación.

Beneficios

Consultado por este diario, el secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, vio con buenos ojos la obligatoriedad de contar con medios electrónicos de pago y dijo que hay que utilizar las herramientas modernas porque en 10 años “el dinero no va a existir más”. “Si vas a cualquier lugar del mundo, y te movés con mucho efectivo, te van a mirar con desconfianza”, afirmó.

En tanto, Doublier señaló que “cobrar con tarjeta hoy es determinante para que un cliente decida hacer una compra o seguir a otro comercio”. “Aceptar pagos con tarjeta de crédito tiene varios beneficios relacionados, no sólo con la satisfacción del comprador, sino también con la seguridad del comercio al manejar cantidades menores de dinero en efectivo. Y con la posibilidad de generar ventas por importes más altos ya que los clientes suelen gastar más con tarjeta de crédito o débito que en efectivo”, cerró.

Ver más | lanacion.com.ar

Artículos relacionados: