Plazos fijos en pesos crecen al 9% en enero

Pese a la baja de tasas, plazos fijos en pesos crecen al 9% en enero.

El stock promedio de estos instrumentos asciende a $1,315 billones, como respuesta a la fuerte expansión monetaria y a las restricciones cambiarias, pese a que ofrece un rendimiento negativo del 0,86% en términos reales.

Los plazos fijos en pesos del sector privado vienen creciendo, sorprendentemente, a una tasa del 8,9% promedio en enero, a pesar de la fuerte caída de las tasas de los plazos fijos. El stock promedio en el mes asciende a $1,315 billones, en medio de la estabilidad del tipo de cambio oficial producida por el cepo cambiario, que restringe las compras en el MULC. Tomando una inflación del 3,7% para el período, esto dejaría un crecimiento real del 5,1% de esta variable.

Ver más | Economía

Mirá más de Economía…

El incremento que vienen registrando estos instrumentos no está relacionado con el retorno que ofrecen, dado que hoy en día, las tasas reales de estos depósitos se ubican en terreno negativo. A un mes, los depósitos ofrecen una tasa del 2,81%. Esto dejaría como resultado un rendimiento negativo en torno al 0,86%, considerando el efecto precios.

Es que el Banco Central viene bajando las tasas desde que Alberto Fernández asumió la presidencia. Desde el 10 de diciembre, el rendimiento de las Leliq pasó del 63% al 50% anual (-13 p.p.), como respuesta a las restricciones cambiarias y a los acuerdos de precios y salarios impulsados por el oficialismo. Este fenómeno tuvo su impacto sobre los retornos de los plazos fijos a 30 días, que en el mes han caído 4,1 p.p. hasta un 33,8% anual.

Gabriel Zelpo, socio de la consultora Seido, destacó que “el principal factor es la expansión monetaria, en un contexto de control de cambios”. “La gente no tiene cómo deshacerse de los pesos que emite el BCRA”, agregó. En adelante, Zelpo anticipó que “habrá una mayor prudencia, tal como mostró el BCRA en su último movimiento de tasas”. “Espero que disminuya la expansión monetaria para los próximos meses y la baja de tasas”, sostuvo. No obstante, alertó que, “aun así, si la negociación de la deuda no se encuentra muy bien encaminada, no será suficiente”.

Lo cierto es que las tasas negativas en pesos fomentan una mayor inclinación a dolarizar las carteras, que se vería reflejada sobre las cotizaciones alternativas, dado que las personas humanas sólo pueden comprar hasta u$s200 mensuales por las vías oficiales. En un contexto de caída estacional en la demanda de dinero, todo esto terminaría impactando sobre la cotización del dólar paralelo, que poco a poco se irá acoplando al dólar “solidario”.

Por su parte, los plazos fijos que ajustan por UVA anotaron un fuerte crecimiento en el mes. Este tipo de instrumentos creció a una tasa del 32,55% a $28.399 millones promedio, dado que se espera que la inflación continuará anotando registros elevados durante los próximos meses, sumado a que los depósitos UVA arrojan una tasa positiva contra la inflación, ya que ajustan sobre la base de su evolución, pero ofrecen una prima adicional.

Vale recordar que el BCRA dispuso el pasado 16 de enero la opción de cancelación anticipada de los UVA, que deberá ofrecer, a partir de la semana que viene, por lo menos, UVA + 1%, de acuerdo con lo anticipado por la entidad, para las colocaciones en pesos a 90 días. La novedad es que los ahorristas tendrán la opción de cancelación a partir de los 30 días, con un rendimiento superior a la tasa del plazo fijo tradicional. De acuerdo con el BCRA, “la tasa de interés de salida anticipada quedará fija al momento de realizar la contratación del plazo fijo. Esta tasa se publicará actualizada en la página web del BCRA en la sección Principales Variables y será equivalente al 70% de la tasa de LELIQ”.

Ver más | ambito.com