Premios Oscar 2020: sorpresas, triunfos y el ridículo

Premios Oscar 2020: las sorpresas, los triunfos y el ridículo de la gran fiesta del cine en veinte números.

Una cuenta regresiva a la ceremonia de entrega de los Oscar con los números más insólitos de unos premios que siempre sorprenden, aunque no necesariamente por las mejores razones.

750 millones

Es la suma de la taquilla en los Estados Unidos de las nueve películas nominadas al premio central este año en las salas de ese país. La cifra no es mala comparada con otros años (y teniendo en cuenta que dos de las nominadas, El irlandés e Historia de un matrimonio, casi no tuvieron exhibición en cines) pero es inferior a lo que recauda uno de los tanques de Marvel. Por esta razón, en 2019 se intentó incorporar la categoría «película popular» en los Oscar, a modo de respuesta ante el reclamo de que los productos más exitosos estaban siendo discriminados por un prejuicio «elitista» de los votantes. La iniciativa fue liquidada porque los Oscar se ven a sí mismos como un premio a la excelencia sin restricciones, algo así como «los Nobel del cine». Una comparación muy precisa dado que, así como Kafka, Borges y Joyce nunca ganaron un premio de la Academia sueca, ni Hitchcock ni Chaplin ni Kubrick ni Lynch ganaron un lauro competitivo.

10 millones

El valor promedio del look que usarán cada una de las actrices nominadas en la alfombra roja, entre vestuario, joyería, accesorios y maquillaje. El más caro del que se tienen registro fue el de Cate Blanchett en 2014, valuado en 18 millones de dólares (obviamente, los ítems más costosos suelen ser préstamos de casas como Tiffany’s). Con esa cifra se hubieran podido hacer ocho películas como Moonlight, la ganadora de 2017.

2,5 millones

El valor de un aviso de treinta segundos en la cadena ABC durante la transmisión de los OscarAunque la cifra parece exorbitante, es menos de la mitad de lo que cuestan los avisos en el Superbowl.

8469

Son los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas habilitados para votar en los Oscar. En 2019 se incorporaron 842 nuevos integrantes a la Academia, de las cuales la mitad fueron mujeres.

400

Aunque para quien lo gana, el Oscar no tiene precio, éste es el valor estimado en dólares de cada una estatuillas bañadas en oro de 24 quilates encargadas por la Academia. Una réplica del Oscar de menor calidad (no, con esto no nos referimos a los Globos de Oro) se consigue online por unos diez dólares.

334

Las películas pasibles de ser nominadas a un premio de la Academia este año. No cualquier película puede recibir una nominación, dado que existen restricciones para calificar al Oscar: el film debe durar más de 40 minutos, haber sido estrenado en una sala ubicada en el condado de Los Angeles el año previo y debe haber permanecido en cartel al menos una semana, realizando tres funciones diarias.

263

La cantidad de minutos que duró la ceremonia de 2002, la más larga hasta la fecha, realizada con los Estados Unidos de duelo tras los atentados a las Torres Gemelas y cuyo monólogo de apertura estuvo a cargo de Tom Cruise, escrito por Cameron Crowe. Fue tan larga la transmisión que no es improbable que el segmento del In Memoriam haya quedado desactualizado antes de terminar la transmisión. En 2019, en una ceremonia sin anfitrión – decisión que se repetirá este domingo – se logró reducirla a 200 minutos. Al menos, será más corta que El irlandés.

64

Las mujeres nominadas a un Oscar en esta edición, lo que representa un tercio del total de las candidaturas, y un récord histórico para la Academia. Las mujeres incluso dominaron categorías completas, como el rubro mejor largometraje documental, aunque esto apenas si fue mencionado. La ausencia de mujeres en la categoría «mejor director» (que, obviamente, tiene mayor visibilidad que el rubro documental), en cambio, sí despertó una encendida polémica. Claro que reclamar representación igualitaria, ya no en el ámbito laboral (solo una de cada 20 películas es dirigida por una mujer) sino en una entrega de premios, resulta acaso paradojal.

52

Con más de medio centenar de candidaturas, John Williams, el músico creador de la «Marcha Imperial» de La guerra de las galaxias, entre muchas otras composiciones memorables, es la persona viva más nominada, al menos si no se cree que Walt Disney se mantenga en animación suspendida. El creador de Mickey tiene el récord absoluto: 59 nominaciones y 22 triunfos. Williams, por su parte, tiene ya cinco estatuillas en su haber, cifra que, paradójicamente, lo convierte también en el mayor perdedor de la historia dado que, hasta ahora, se fue de la ceremonia 46 veces con las manos vacías.

38

Las nominaciones que acumula Francia en el rebautizado rubro película internacional. Con la candidatura de Los miserables, los galos confirman su posición como los más nominados, aunque Italia es el país que tiene más victorias, con 11 premios. Francia tiene nueve, el más reciente en 1992, por la justamente olvidada Indochina, de André Techine. En 2012, El artista obtuvo, por primera vez en la historia para una producción «extranjera», el galardón a mejor película. Un logro que, quizás, este año repita la coreana Parasite.

24

Son las nominaciones que recibió Netflix. Con esta cifra es el estudio más nominado, seguido por Disney-Fox, con 23 candidaturas. Si bien en 2019 el gigante del streaming obtuvo tres Oscar por Roma, este año los miembros de la industria parecen haberle dado la espalda a El irlandés e Historia de un matrimonio, los créditos de Netflix. Es probable que en los Oscar se mantenga esta tendencia. Quizás el crecimiento imparable de la compañía de streaming haya puesto a los votantes de Hollywood a la defensiva, y los haya vuelto más puntillosos respecto de qué consideran «cine».

12

La cantidad de veces que un artista recibió dos nominaciones en la misma ceremonia. Scarlett Johansson no solo ingresó, este año, al panteón de los nominados sino que lo hizo por partida doble: es candidata como actriz protagónica por Historia de un matrimonio y como actriz secundaria por Jojo Rabbit. El doblete solo ocurrió una docena de veces en la historia de los Oscar. En las seis que se trató de una actriz, la candidata perdió en ambas categorías. Este año se definirá la estadística y se sabrá si resulta favorable o no la doble nominación para una intérprete. Lamentablemente para Johansson, probablemente se defina por la negativa, dado que Renée Zellwegger, nominada por Judy, es la favorita. Las doblemente perdedoras fueron Sigourney Weaver ( Gorilas en la niebla y Secretaria ejecutiva), Emma Thompson ( Lo que queda del día y En el nombre del padre), Julianne Moore ( Lejos del cielo y Las horas) y Cate Blanchett ( Elizabeth: la era dorada y I’m Not There). Salvo Weaver, todas las demás actrices terminaron ganando un Oscar en otra oportunidad.

11

Las candidaturas de Guasón, la más nominada de esta ceremonia. Sin bien la cifra no es inédita para una favorita, sí lo es para una película que pertenece al universo de los superhéroes. En el segundo puesto hay un triple empate: 1917 , El irlandés y Había una vez en Hollywood acumulan diez nominaciones cada una. Tal concentración de nominaciones en tan pocos films sí que no tiene precedentes.

9

Las nominaciones que acumula Martin Scorsese a lo largo de su carrera. Este año, el director de El irlandés se convirtió en el realizador vivo con más nominaciones al Oscar (el récord absoluto es de William Wyler, con doce). La relación de Scorsese y el premio de la Academia puede poner en duda la capacidad de la institución cinematográfica para reconocer la calidad de un artista: el realizador norteamericano más consistentemente brillante de los años 70 y 80 recién ganó su primer Oscar como mejor director en 2006 por Los infiltrados. No obtuvo premios por obras mayores como Toro salvaje (perdió ante Robert Redford por Gente como uno) y Buenos muchachos (perdió ante Kevin Costner por Danza con lobos). Cuando Taxi Driver fue nominada a mejor película, la Academia se inclinó por otro joven y promisorio artista neoyorquino: ganó Rocky, escrita y protagonizada por Sylvester Stallone.

9

Los films que recibieron una nominación a mejor película sin recibir una candidatura para sus actuaciones, guiones o dirección, algo que, obviamente, lleva a preguntarse qué atributos hacen que un film sea nominado en la categoría central. Este año, este honor recayó en Contra lo imposible. Antes había sido, entre otros, para El señor de los anillos: las dos torresHello Dolly!La bella y la bestia y dos films de Steven Spielberg: Tiburón y Caballo de guerra.

6

Las nominaciones de la coreana Parasite: incluidas mejor película extranjera y mejor película. No solo es la primera vez que un film de ese origen llega a los Oscar, sino también que uno subtitulado ( El artista era muda) tiene una chance real de llevarse el premio mayor.

4

Son las nominaciones que acumula en su carrera la muy joven Saoirse Ronan (mejor actriz por Mujercitas), algo más extraordinario si se tiene en cuenta que las consiguió antes de cumplir los 25 años. La única otra actriz que logró una hazaña similar fue Jennifer Lawrence quien, a diferencia de Ronan, ya tiene su Oscar (por El lado luminoso de la vida).

3

Las candidaturas que recibió Joe Pesci. El número no sería demasiado memorable si no fuera porque obtuvo las tres por películas de un mismo realizador ( Toro salvaje, Buenos muchachos, por la que ganó, y El irlandés, todas de Martin Scorsese) y porque pasaron 29 años entre las dos últimas. El récord de mayor tiempo transcurrido entre dos nominaciones al Oscar lo tiene Sylvester Stallone, quien fue nominado por Rocky y, 39 años después, por Creed. A diferencia de su personaje Rocky Balboa, en la revancha Sly tampoco resultó ganador.

1

La cantidad de actores afroamericanos nominados este año. Tras recibir múltiples premios en entregas anteriores, los artistas negros fueron ignorados en 2019. Solo Cynthia Erivo recibió una doble nominación por Harriet (como actriz y compositora del tema central). Esta ausencia provocó una polémica previsible y otra mas impensada: hubo quien consideró que el español Antonio Banderas (nominado por Dolor y gloria) engrosaba la lista de los candidatos de color ya que, en Hollywood, no sería blanco sino «latino».

0

Los conductores que tendrá la ceremonia. Este año, por tercera vez en su historia, los Oscar no tendrán conductor. En 2019, el cómico Kevin Hart renunció tras que se produjera una protesta por chistes homofóbicos que había tuiteado años atrás. Ante la imposibilidad de encontrar a una figura convocante con un prontuario inmaculado, se optó por no tener conductor. Esa vez, menos fue más y los números del rating, que venían en declive, mejoraron. Por esta razón, se optó por repetir la estrategia. Dado que la Academia nomina películas sin reconocer a sus directores o guionistas, no tiene nada de raro que también considere que la ceremonia de los Oscar se puede conducir a sí misma.

Ver más | lanacion.com.ar

Ver más | Entretenimiento