Rusia desmiente que el avión fuera objetivo de un atentado

La filial egipcia de Estado Islámico asegura que ha derribado el aparato pero Egipto también descarta que haya sido atacado desde tierra.

Rusia desmiente que el avión fuera objetivo de un atentado
Rusia desmiente que el avión fuera objetivo de un atentado.

El Ministerio de Transporte de Rusia calificó este sábado de “no verídicas” algunas informaciones que apuntaron que el avión ruso con 224 personas a bordo que se estrelló en Egipto fuera objeto de un atentado terrorista. “En algunos medios de comunicación han aparecido informaciones acerca de que el avión de pasajeros ruso que volaba de Sharm el Sheij a San Petersburgo fue alcanzado por un misil lanzado por terroristas. Esta información no puede considerarse verídica”, señaló el ministro de Transporte, Maxim Sokolov.

El ministro también ha señalado que las autoridades rusas están en estrecho contacto con sus colegas egipcios y que “en estos momentos no tienen ninguna información que confirme esas fantasías”. De hecho, el primer ministro egipcio, Sherif Ismail, ha descartado que el avión de la compañía rusa MetroJet haya sido “derribado” desde tierra. En una rueda de prensa retransmitida por la televisión estatal, Ismail dijo que los datos de la caja negra determinarán las causas del suceso, que se produjo poco después de que el avión despegara desde la localidad turística de Sharm al Sheij.

Sin embargo, el grupo terrorista Wilayat Sina, la filial egipcia del yihadista Estado Islámico (EI), aseguró ser el responsable de la caída del avión. En un comunicado cuya autenticidad no ha podido ser confirmada, la agrupación asegura que “los soldados del califato pudieron derribar un avión ruso que sobrevolaba el Estado de Sinaí con más de 220 de cruzados rusos a bordo”.

El aparato, un Airbus A320 perteneciente a la compañía rusa MetroJet (Kogalimavia), se estrelló unos 23 minutos después de despegar, con 217 pasajeros y siete miembros de la tripulación, de nacionalidad rusa.

Ver más | lavanguardia.com

Ver más en El Reporte Especial | Mundo