Solo para las pistas

El Aston Martin Vulcan tiene un V12 de 7.0 litros de más de 800 caballos, el más potente de la marca británica con motor aspirado. Lo presentan en Ginebra.

Aston Martin Vulcan 2015

Muchas veces nos parece que no puede haber algo superior a un coche de alta gama. Pero no es así, siempre hay algo más, al menos para quienes amen los deportivos de pura cepa y que, por supuesto, tengan el dinero suficiente como para poder comprarlo. Existen, por ejemplo, las unidades especiales hechas nada más que para usar en la pista de carrera, como es el caso del nuevo Vulcan de Aston Martin, una cupé que deja boquiabierto al ver las imágenes adelantadas por la compañía.

La marca británica estará construyendo nada más que 24 unidades de su “creación más intensa y estimulante hasta la fecha”, según su propia descripción. Si bien es un coche eminentemente deportivo para usar exclusivamente en autódromo, no quiere decir que vayan a competir ni a formar parte de alguna categoría; por lo menos eso todavía no fue informado. De hacerlo, deberían medir fuerzas con los GT que suelen competir en Le Mans, por ejemplo. Por lo pronto, sí sabemos que se encuadra dentro de las reglamentaciones de seguridad impuestas por la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Los compradores deberán desembolsar una suma tampoco aún dada a conocer, pero que seguramente será bien salada. Como contraprestación, no solamente recibirán la unidad sino que también podrán formar parte de un curso especializado de manejo, como para que el cliente se sienta piloto de verdad.

Lo cierto es que este Vulcan es una bella bestia de más de 800 caballos de potencia y, por supuesto, su tracción es al eje trasero (tiene diferencial de deslizamiento limitado). Su motor, de ubicación central-delantera, es el propulsor normalmente aspirado más potente jamás construido por la marca. Se trata de un V12 de 7.0 litros de cilindrada desarrollado en conjunto con Aston Martin Racing.

Su chasis es un monocasco de fibra de carbono construido por Multimatic, una compañía canadiense que desde hace años realiza trabajos para Aston Martin. El troque llega a las ruedas traseras a través de una transmisión secuencial Xtrac de seis marchas montada justo detrás del cockpit. Los neumáticos son Michelin y tienen medidas de 345/30 R19. Sus llantas, de exclusivo diseño y color negro, no esconden las pinzas de freno, que por su tonalidad clara se destacan sobremanera.

Para detener semejante bestia sus discos de freno no pueden ser otra cosa que carbono-cerámicos, de 380 mm adelante y 360 mm atrás. Y su suspensión soporta el desempeño deportivo para el que fue creado el Vulcan, gracias también a una gestión electrónica que puede ser controlada desde el interior por el piloto, según conveniencia.

Este vehículo será mostrado por primera vez en público mañana, en la apertura del Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza) a la prensa. La muestra podrá ser recorrida por el público en general desde el 5 y hasta el 15 de ese mes. Seguramente allí Aston Martin encuentre más de un cliente ávido por hacerse de unos de los ejemplares que serán entregados más tarde este año. Cada uno de ellos tendrá la posibilidad de tomar el curso con Darren Turner, ganador de Le Mans y piloto oficial de la marca en carreras de Endurance.

Por lo menos podemos disfrutar de las fotos, pero nos quedamos con ganas de conocer más del auto, sobre todo cifras de performance. Seguramente también quedemos boquiabiertos al conocer en cuántos pocos segundos es capaz de llegar hasta 200 km/h desde cero. Pero no nos quedan dudas de que será una verdadera patada en la espalda del conductor.

Ver más | noticias.deautos.com