Tagliatelle, setas, tomates secos y almendras

Tagliatelle con salsa de setas, tomates secos y almendras: receta fácil de pasta.

Es rara la semana que no caen al menos un par de platos de pasta en casa, y aunque casi siempre recurro a las clásicas salsas de tomate y verduras, de vez en cuando apetece variar. Esta vez fue un nuevo libro alemán el que me inspiró para estos tagliatelle con salsa de seta, tomate seco y almendras, con ese toque otoñal que tanto me gusta en la cocina.

Para este plato lo ideal es utilizar pasta fresca al huevo, si bien en lugar de tagliatelle podríamos emplear pappardelle u otra variedad larga, más ancha que los espaguetis. La salsa se prepara con setas secas para poder cocinarla en cualquier época del año, y así aprovechar además el líquido de la rehidratación, lleno de sabor umami.

Ingredientes

Para 2 personas

  • Tagliatelle de pasta fresca 250 g
  • Setas deshidratadas 40 g
  • Tomate seco 40 g
  • Jengibre fresco g
  • Diente de ajo 1
  • Almendras laminadas o en bastones 20 g
  • Guindilla de Cayena 1
  • Albahaca fresca
  • Pimienta negra molida
  • Queso Parmesano u otra variedad recién rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer tagliatelle con salsa de setas, tomate seco y almendras

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 30 min.
  • Elaboración min.
  • Cocción 25 min.
  • Reposo hora.

Rehidratar las setas con el tiempo suficiente, por lo menos 45 minutos, cubriéndolas bien con agua limpia fría. Remover de vez en cuando y comprobar que tienen espacio para «crecer», ya que aumentarán mucho de volumen. Colar y escurrir bien reservando el líquido. Secarlas con papel de cocina y picar en piezas al gusto.

Cortar los tomates secos en tiras, pelar y picar finos el ajo y el jengibre. Si usamos tomates secos que no estén en aceite, también podemos rehidratarlos con agua o dejándolos en aceite de oliva una hora antes. Tostar las almendras en una sartén o cazuela sin engrasar, con cuidado de no quemarlas, y retirar.

Cocer la pasta en abundante agua salada, procurando sacarla uno o dos minutos antes de que esté al dente. Dejar enfriar extendida en una fuente y guardar parte del agua de cocción.

Calentar un par de cucharadas de aceite en la cazuela y dorar a fuego bajo-medio el ajo y el jengibre. Añadir 100 ml del agua de las setas y 100 ml del agua de la pasta, remover e incorporar las setas y el tomate con la cayena desmenuzada. Cocer a fuego bajo unos 5 minutos y añadir la pasta.

Cocinar el conjunto uno o dos minutos más, añadiendo un poco más de líquido si hiciera falta, pero no debe quedar caldoso. Añadir pimienta negra recién molida y finalmente agregar parte de las almendras y la albahaca picada. Servir inmediatamente.

Ver más | directoalpaladar.com

Ver más | Recetas de cocina