Tom Cruise presenta el tráiler de ‘Top Gun: Maverick’

El actor muestra las primeras imágenes de la secuela de la película que lo convirtió en estrella.

Vuelve Top Gun. Tom Cruise ha presentado en la Comic-con de San Diego y en su perfil de Twitter el primer tráiler de la secuela de la película que lo convirtió en una estrella de Hollywood.

Con Top Gun: Maverick, que se estrenará en junio de 2020, Cruise vuelve a interpretar más de tres décadas después a Pete Maverick Mitchell, un talentoso y atractivo piloto de caza estadounidense.

«Me preguntaban constantemente ‘¿cuándo harás otra?’. Bueno, fueron muy pacientes conmigo, y ya sentía que era mi obligación. Es una carta de amor a la aviación», ha explicado Cruise, que ahora tiene 57 años.

Las primeras imágenes del metraje dejan entrever poco de la trama, más allá de mostrar a un envejecido Maverick como un piloto de guerra sin oportunidad de ascender en el escalafón militar, pero reticente a jubilarse.

Las escenas de los cazas despegando de los portaaviones son «reales» gracias a la colaboración de la Armada de Estados Unidos con la producción, según ha explicado Cruise. El tráiler muestra a Cruise vistiendo su icónica chaqueta de cuero y conduciendo una moto de carreras.

Tras años de rumores, hace dos años Cruiso confirmó que estaba embarcado en la secuela de Top Gun. Un joven Tom Cruise de 24 años protagonizó la cinta dando vida al teniente Pete Maverick Mitchell, un talentoso y magnífico aviador de la armada de EE.UU. que intentaba limpiar el nombre de su padre: un piloto que desapareció en la Guerra de Vietnam. 

La película original llevó a miles de adolescentes a las salas de cine para ver el programa de entrenamiento de guapos y arriesgados pilotos navales de élite como Kelly McGillis (Único Testigo), Val Kilmer (el Jim Morrison de The Doors) y Meg Ryan (El chip prodigioso, Cuando Harry encontró a Sally y The Doors).

El filme, dirigido por el Tony Scott, fallecido en 2012, fue la película más taquillera de 1986: en su primer fin de semana recaudó más de ocho millones de dólares. La cinta resaltó por sus imágenes aéreas y su banda sonora, que le valió un Oscar por la canción Take my breath away.

El éxito de taquilla se basó en que reflejaba un verdadero programa de entrenamiento militar para pilotos norteamericanos, conocido como Topgun.

Ver más | elpais.com