Vacaciones de invierno en familia: consejos para elegir el destino perfecto

Vacaciones de invierno. Conformar a todos los integrantes del clan familiar puede resultar una tarea difícil. Algunas sugerencias para dar con el lugar ideal para grandes y chicos.

Vacaciones de invierno en familia: consejos para elegir el destino perfecto

Las vacaciones son, por lo general, el momento más esperado del año. Olvidarse de los problemas del trabajo, del estrés y las obligaciones es uno de los objetivos, pero para tener un viaje placentero es necesario algo de planificación.

Para evitar llevarse sorpresas de último momento, es recomendable hacer previamente las averiguaciones necesarias, de manera tal que se elija el destino más acorde a los gustos y requerimientos familiares.

De cara al receso invernal, tan esperado por los más chiquitos, y aprovechado por los padres para organizar una escapada en familia, Turismocity recopila algunos consejos para elegir el destino adecudo: 

Actividades

Cada familia es un mundo, y cada persona tiene gustos e intereses diferentes.

Si bien los padres son los que toman la decisión sobre el destino vacacional, es importante también tener en cuenta el tipo de actividades y la personalidad de los niños de la familia.

Para evitar que se aburran, que se cansen demasiado, o que no les resulte llamativo el viaje, es bueno comentarles (en caso de que tengan la edad para comprenderlo) las opciones y preguntarles cuál les gusta más.  

Alojamiento

Para ese momento en que los padres quieren dormir la siesta y los más pequeños quieren salir a jugar, es ideal contar con espacios supervisados donde los chicos puedan divertirse con pares y hacer amigos.

En caso de que el hotel o posada no tenga sectores infantiles específicos, es bueno que haya espacios verdes dentro del predio o en los alrededores, donde salir a pasear y que los niños puedan hacer uso de toda la energía que tienen.

Parques, plazas, lagos y ríos son de gran atractivo para los miembros más jóvenes de la familia, y hacer picnic familiar siempre es una buena opción para hacer algo diferente.

Clima

Tanto el verano como el invierno pueden presentar climas extremos. Hay que tener especial cuidado con el sol y las temperaturas muy bajas.

Según la edad de los infantes, estas condiciones pueden ser bastante perjudiciales para la salud. Para evitar que se enfermen durante las vacaciones, hay que tener en cuenta el clima del destino elegido para llevar vestimenta acorde y la protección necesaria.

Movilidad

Si se tiene bebés o niños pequeños en la familia, este es un aspecto clave a tener en cuenta. Las grandes ciudades suelen ser un gran atractivo turístico, y para los viajeros adultos la gran oferta de transporte público es ideal para poder recorrer a fondo de una forma bastante económica.

Sin embargo, viajar con niños en subtes repletos de pasajeros o hacer combinaciones entre diferentes medios de transporte puede ser peligroso e incómodo.

Averiguar los precios de alquiler de vehículos y de los taxis o remises es muy recomendable, ya que a veces, si los miembros de la familia son varios, puede llegar a salir, en varios días de estadía, incluso más barato que pagar viajes en otros transportes.

Las vacaciones familiares implican un poco más de variables a considerar que las vacaciones sin niños, pero si se les dedica el tiempo necesario, una vez llegados a destino ¡solo queda preocuparse por disfrutar.

Ver más | iprofesional.com

Ver más en El Reporte Especial | Turismo