Vanoli hizo su primera baja de tasas al frente del Central

BCRA. Recortó entre 8 y 15 puntos básicos el rendimiento de las Lebac con más de 120 días de plazo. La Lebac a 90 días, clave para determinar los plazos fijos minoristas y el tope a préstamos al consumo?, sigue sin variaciones.

BCRA-Alejandro-Vanoli
El presidente del BCRA, Alejandro Vanoli.

El Banco Central (BCRA) redujo ayer entre 8 y 15 puntos básicos las tasas de las Lebac con más de 120 días de plazo. Si bien no se modificaron las tasas de otras letras más cortas también licitadas ayer (sigue en el mismo nivel la Lebac a 90 días, que determina el nivel de plazos fijos minoristas y el tope a préstamos al consumo?), el movimiento de la entidad que preside Alejandro Vanoli fue visto en el mercado como señal de una posible nueva etapa de tasas bajas.

Según un análisis de Ámbito Financiero, “el modesto recorte tiene como fin empezar a apuntalar la actividad y sacar a la economía del estancamiento en el que está sumergida desde hace meses, pero conlleva el riesgo de alimentar expectativas que comprometan la tranquilidad cambiaria en un momento en el que todavía nadie la ve asegurada”.

En junio de 2014, el entonces titular del BCRA Juan Carlos Fábrega hizo un recorte mucho más drástico, de 100 puntos básicos, que un mes después debió revertir por la escalada que registró el dólar paralelo. Pero la baja de ayer es mucho menor y el precio de la divisa estadounidense en las cuevas opera a la baja. Ayer cayó hasta $13,60.

La licitación de Lebac y Nobac realizada ayer por el BCRA fue seguida de cerca por los bancos: ofrecieron un total de 19.940 millones de pesos, por encima del máximo de 19.099 millones marcado la semana pasada. Fuentes de la autoridad monetaria dijeron que se había “alcanzado el máximo histórico de oferta desde la instrumentación de esta licitación de letras” y que se adjudicaron 15.264 millones de pesos (algo menos que los 18.235 millones de la semana pasada).

En las dos primeras licitaciones del año se ha acumulado un stock de 14.800 millones de pesos en letras, lo cual lleva el stock total acumulado desde el comienzo de este instrumento a los 277.995 millones. Ayer también vencieron Lebac denominadas en dólares estadounidenses por un total de US$ 65 millones, mientras se registraba una oferta de US$ 81 millones, lo que arrojó un aumento de US$ 16 millones para el stock de estas letras que, ahora, totaliza US$ 688 millones.

Ver más | ieco.clarin.com

De la Edición de El Reporte Especial

¿Qué son Lebacs y Novacs?

Actualmente las letras o notas suponen un buen activo para muchos inversores, especialmente aquellos ligados al dólar, puesto que ofrecen un mejor refugio contra la inflación y especialmente contra la devaluación, como los bonos dollar-linked. En este sentido, se están poniendo de moda términos poco comunes en otras circunstancias como puedan ser Lebac o Nobac.

LEBAC

Las Letras del Banco Central o LEBAC son letras emitidas por el Banco Central a diferentes plazos y a una tasa fija. Pueden resultar una inversión interesante para aquellos inversores con un perfil de riesgo reducido, aunque la rentabilidad ofrecida no cubrirá la inflación. Para comprar Lebac no es necesario contar con un gran capital, a las licitaciones de estas letras pueden acudir pequeños inversores y el sistema de adjudicación se hará de dos formas:competitiva y no competitiva. Los que decidan entrar en la competitiva comprarán mediante subasta mientras que el resto comprará al precio determinado por la subasta. Estas inversiones suelen resultar más interesantes que los depósitos bancarios debido a las tasas de interés que ofrecen. Además la posibilidad de referenciarlos al dólar todavía los hace más llamativos. En cuanto al plazo, tenemos diferentes posibilidades: 30, 60, 90, 120, 180 o 270 días. A mayor plazo mayor tasa.

NOBAC

Se trata de Notas del Banco Central. La diferencia principal con las Lebac es que se extienden por un periodo de 3 años,con pagos de intereses generalmente semestrales a tasa que podrán ser fijas o ajustables por CER. La principal ventaja se deriva de la posibilidad de colocar nuestro dinero a una tasa de interés real por un plazo superior a los 2 años. Por contra, el inconveniente más destacado será el de la falta de liquidez por el mayor plazo.

Fuente | Rankia