VW, bajo amenaza de multa de 18.000 milllones de dólares por falsear emisiones

El grupo alemán Volkswagen, el mayor fabricante automovilístico del mundo, se encuentra bajo amenaza de una multa de 18.000 millones de dólares por haber falseado y manipulado los datos de emisiones de algunos de sus modelos propulsados con el motor diesel TDI de 2.o litros, principalmente la berlina Jetta de la marca Volkswagen.

VW, bajo amenaza de multa de 18.000 milllones de dólares por falsear emisiones
El emblema de Volkswagen con el reflejo de la bandera de Estados Unidos.

De confirmarse, esta sería la mayor multa de la historia impuesta por la EPA (Environmental Protection Agency), la autoridad estadounidense en materia de  protección medioambiental, tras una investigación de la Universidad de Virginia  Occidental que detecto el software que alteraba los datos de emisiones de este motor, con las de óxidos de nitrógeno NOx (catalogados por la Organización Mundial de la Salud como agentes cancerígenos) en proporción 40 veces por encima de las permitidas por la norma CARB de la Agencia de Protección Medioambiental.

La denuncia de la EPA, respaldada por el Estado de California, fue conocida el pasado viernes, día 18, y el lunes, los mercados, en su apertura acusaban la noticia con una caída de la cotización del Grupo Volkswagen que al final de la jornada se consolidaba en un 18,6 %, su mayor caída en los últimos seis años, de modo que sus acciones cerraron la sesión en la Bolsa de Fráncfort a un precio de 132,20 euros por título.

La EPA revelaba el viernes que Volkswagen utilizó software para falsear las emisiones de los modelosJetta (2009-2015), Beetle (2009-2015), Audi A3 (2009-2015), Golf (2009-2015) y Passat (2014-2015).

El domingo, el presidente del Grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, reconoció en un comunicado las acciones de la compañía y pidió disculpas al lamentar profundamente haber “roto la confianza” de sus clientes y del público.

Y el lunes, tras la apertura de la sesión bursátil en Fráncfort, el grupo automovilístico alemán anunciaba daba órdenes a su re de distribución en Estados Unidos de paralizar las ventas de estos modelos, aunque la EPA ya había prohibido la comercialización de estos modelos.

Las autoridades estadounidenses han dicho que investigan “la dimensión e implicaciones” de las acciones de Volkswagen y que tomarán “las acciones apropiadas” contra el fabricante alemán.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo hoy en su rueda de prensa diaria que el Gobierno está “bastante preocupado” por las informaciones sobre el presunto fraude cometido.

Entre las medidas que el Gobierno estadounidense emprenderá contra Volkswagen, se incluye multar a la compañía por el fraude que afecta a unos 482.000 vehículos en el país.

En teoría, el Grupo Volkswagen podría ser multado con 37.500 dólares por vehículo fraudulento, lo que supondría una factura de 18.000 millones de dólares.

Pero a la vista de las multas recibidas en los últimos meses por otros fabricantes de automóviles que engañaron a las autoridades estadounidenses y defraudaron a los consumidores, Volkswagen verá reducida la cuantía de forma significativa, especialmente si, como la compañía ha anunciado, colaborará con Washington en la investigación.

La denuncia de EPA contra el Grupo Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles del mundo, es el último ejemplo del creciente escrutinio que Washington sobre las compañías automovilísticas y que ha causado llamadas a revisión récord en los últimos dos años.

El año pasado, Toyota, el segundo mayor fabricante mundial de automóviles, pagó la multa récord de 1.200 millones de dólares después de que el Departamento de Justicia determinase que durante años, la compañía sabía que algunos de sus modelos sufrían aceleraciones involuntarias pero ocultó el defecto.

El problema, en unos casos causados por una alfombrilla defectuosa y en otros por los sistemas de control electrónico, causó centenares de accidentes en Estados Unidos con al menos 89 fallecidos y 52 heridos.

La semana pasada, General Motors (GM), el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos, aceptó pagar una multa de 900 millones de dólares por ocultar durante años el defecto del sistema de ignición que afecta a millones de vehículos suyos.

El defecto, correspondiente a modelos producidos por las marcas de GM antes de la creación de la nueva General Motors en 2009, permite la desactivación involuntaria y repentina del motor del vehículo, lo que desconecta sus airbag, dejando a sus ocupantes sin protección en caso de impacto.

El problema ha causado, al parecer, al menos 124 muertos y 275 heridos, según el fondo de compensación independiente creado por General Motors en 2014.

Al anunciar la semana pasada la multa a GM, parte de un acuerdo que, como en el caso de Toyota, aplaza la imputación criminal de la compañía durante tres años, periodo durante el que el fabricante estará bajo vigilancia, las autoridades advirtieron a otras compañías.

“El anuncio de hoy es un mensaje para los fabricantes: los engaños y los retrasos son inaceptables, y el precio por ese comportamiento es elevado”, explicó el secretario de Transporte de Estados Unidos, Anthony Foxx.

La Comisión Europea (CE) espera que se aclare pronto el caso de manipulación de datos de emisiones de gases contaminantes de VW, en tanto el presidente del comité de empresa de Volkswagen, Bernd Osterloh, advirtió en el Salón de Fráncfort de realizar condenas previas y dijo que “miraremos qué ha ocurrido los próximos días y quién asume la responsabilidad” en repuesta a las demandas de dimisión del presidente de la compañía, Martin Winterkorn.

“Apoyo al señor Winterkorn”, dijo Osterloh, quien dio por seguro que si resulta que está involucrado en el escándalo, dimitirá por sí solo.

El consejo de supervisión de Volkswagen se reunirá este miércoles para abordar la crisis por la manipulación de las emisiones de gases contaminantes en EEUU.

Ver más | efemotor.com

Ver más en El Reporte Especial | Autos