Síntomas de la menopausia varían de una mujer a otra

En la mayoría de los casos, esas manifestaciones se abordan con métodos sencillos que resultan eficaces. Solo en contadas ocasiones es necesaria la intervención médica especializada para su manejo.

Síntomas de la menopausia.

Los síntomas de la menopausia son molestos para muchas mujeres, pero pueden abordarse con medidas relativamente sencillas. Sus manifestaciones e intensidad varían de una mujer a otra, por lo que no se puede generalizar la forma de tratarlos.

Lo usual es que la menopausia sea fruto del envejecimiento normal del cuerpo. Sin embargo, también puede producirse como efecto de alguna enfermedad o un tratamiento médico. En esos casos puede tener lugar mucho antes de la edad habitual.

Los síntomas de la menopausia aparecen, básicamente, por la ausencia progresiva de estrógeno. Esta hormona es empleada por diferentes partes del cuerpo y, por eso, la disminución de la misma provoca manifestaciones que pueden resultar molestas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, tales síntomas son tratables.

Ver también | Salud

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es una etapa normal en la mujer que viene acompañada con una serie de cambios hormonales. A su vez, representa el final de los periodos menstruales y la edad fértil.

La menopausia es un proceso biológico en la mujer, que tiene lugar entre los 45 y los 55 años de edad. Lo más común es que se produzca a los 51 años. Representa, una transformación hormonal en el cuerpo femenino.

La menopausia comienza cuando los ovarios dejan de producir estrógeno, al tiempo que disminuyen la producción de otras hormonas reproductivas como la progesterona, entre otras. Esta modificación hace que se detenga el período menstrual y que ya no sea posible tener hijos.

Como es obvio, todas esas transformaciones dan lugar a los síntomas de la menopausia. En ellos no influyen solo los cambios que se producen en el cuerpo, sino también el estilo de vida. En particular, el tabaquismo y el sedentarismo inciden para que tales síntomas sean más severos.

Etapas

La menopausia comprende tres etapas básicamente: pre menopausia, peri menopausia y posmenopausia. Veamos en detalle en qué consiste cada una de ellas:

La pre menopausiaEs la fase previa a la menopausia y se caracteriza porque los periodos menstruales se vuelven irregulares. En esta etapa pueden presentarse ocasionalmente otros síntomas de la menopausia, como cambios de humor y sofocos.

Menopausia. Su principal característica es la desaparición de la menstruación, por un periodo de hasta un año continuo. Es decir que, si en ese lapso hay algún sangrado ocasional, se considera normal y significa que aún subsiste la pre menopausia.

La posmenopausia. Es la fase posterior a la detención del ciclo menstrual y en la que se presentan con mayor amplitud y severidad los síntomas de la menopausia.

Principales síntomas de la menopausia

El síntoma principal de la menopausia es la ausencia del periodo menstrual. Sin embargo, también son frecuentes los sofocos, cambios de peso y mayor riesgo de afecciones como la osteoporosis e incontinencia.

El principal síntoma de la menopausia es la irregularidad en la menstruación. Esta pierde su periodicidad y también sus características habituales. Puede desaparecer por un tiempo y luego regresar. Los patrones de sangrado también suelen modificarse.

Otros síntomas de la menopausia son los siguientes:

Cambios metabólicos. Principalmente tienen que ver con el aumento de la grasa corporal. En algunas mujeres esto se manifiesta como aumento de peso; y en otras, como redistribución de la grasa en el cuerpo. Esto incrementa el riesgo de diabetes y de problemas cardiovasculares.

Sofocos. Son uno de los síntomas de la menopausia más característicos. Hay accesos súbitos de calor, con sudoración y palpitaciones. Es frecuente que los sofocos se presenten principalmente durante la noche, lo cual puede afectar la calidad del sueño. Se mantienen hasta por cinco años.

Osteoporosis. Con la menopausia se incrementa la descalcificación de los huesos, así como la reducción de la masa ósea. Esto incrementa el riesgo de fracturas y de lesiones en general.

Sequedad vaginal. La disminución y luego ausencia de estrógenos lleva a que se debilite la lubricación vaginal. Por esta causa, es posible que haya molestias durante las relaciones sexuales.

Incontinencia. Muchas mujeres reportan una disminución o pérdida del control sobre la vejiga. Esto conduce a que tengan dificultades para contener la orina antes de llegar al baño.

Otros síntomas de la menopausia

Es habitual que las mujeres tengan cambios de humor durante la menopausia. Aunque no hay certeza al respecto, todo indica que esto se debe al impacto que provoca esta señal de envejecimiento. Esto incrementa el temor por la posibilidad de enfermar o induce a pensar en la muerte.

Los cambios corporales también generan inestabilidad en la identidad individual. Varios rasgos femeninos se vuelven menos acentuados y esto conduce al desconcierto. Así mismo, esta etapa suele coincidir con la partida de los hijos y con la pérdida de seres queridos como los padres.

También es normal que haya disminución del deseo sexual, precisamente porque todos esos cambios a veces se perciben como abrumadores o porque hay dolor durante el coito.

Si estos síntomas son muy marcados, lo más conveniente es acudir a una terapia psicológica para construir una perspectiva más saludable frente a esta nueva etapa de la vida.

Por Edith Sánchez | Graduada en periodismo de la Fundación de Educación Superior INPAHU de Bogotá. Estudios de Licenciatura en Ciencias Sociales, en la Universidad Distrital “Francisco José de Caldas” de Bogotá. Autora de los libros “Un duro – Aproximaciones a la vida” y “Un río de mil brazos”. Co-autora de los libros “Humor cautivo”, “Inventario de asombros”, “Impresos comunitarios” y “Seis historias para ser contadas”, entre otros.

Ver más | mejorconsalud